dreamair

Una auditoría de AENA a los controladores irrita al sindicato USCA por considerarla una «fiscalización» de su trabajo

AENA pretende que ingenieros de la también empresa pública INECO, Ingeniería y Economía del Transporte, S.A. dependiente del Ministerio de Fomento, coarten las decisiones de los controladores aéreos como ha ocurrido a las 12 horas del día de hoy. Ante la negativa de los controladores, que tienen responsabilidad penal por sus decisiones, la empresa ha informado que estaba dispuesta a cerrar el espacio aéreo de Madrid, según explica la Unión Sindical de Controladores Aéreos en el comunicado de prensa que reproducimos.



En una operación que está fuera de toda lógica operativa y fuera de los protocolos de auditoría de la propia empresa, AENA está tratando de colocar a ingenieros de INECO para ejercer una labor de comisariado político en el Centro de Control de Torrejón-Madrid, el más importante del espacio aéreo español.

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), interpreta esta medida como una provocación más cuyo objetivo es esconder a la opinión pública la realidad denunciada por USCA sobre el incumplimiento del acuerdo del 13 de agosto y los compromisos adquiridos en el encuentro con el ministro de Fomento, José Blanco, en la reunión del pasado 3 de septiembre.

César Álvarez Cabo, secretario de Comunicación de los controladores aéreos, ha declarado que «si quieren hacer una auditoria que recurran a la legalidad y a las normas establecidas, no a actuaciones donde la independencia de criterio no existe porque los ingenieros no saben de la práctica del control aéreo. En este sentido, queremos declarar que nuestra oposición tiene que ver con la falta de cualificación técnica y jurídica de los profesionales a los que han encargado la auditoria».

Para César A. Cabo, «la maniobra de la empresa es un paso más en la campaña de acoso laboral al colectivo que se demuestra con el hecho de que están amenazando con cerrar el espacio aéreo de Madrid si nos mantenemos firmes en nuestra posición».

 

«Esto es como si a un redactor jefe de cualquier redacción de un medio de comunicación y a su equipo les colocan al lado una persona que, aunque con titulación más que abundante, nunca ha redactado una noticia o hablado con una fuente», dijo César A. Cabo, quien añadió que están jugando descaradamente con la seguridad.

 

No todo vale

«Queremos hacer un llamamiento para que, tanto la opinión pública en general como los posibles perjudicados, como el máximo responsable que es D. José Blanco, sepan que con los controladores no vale todo. Hemos aguantado el insulto y la vejación, aceptado una sentencia de la Audiencia Nacional que claramente se contrapone con la recientemente dictada sobre los funcionarios, mentiras, manipulaciones, informes del Ministerio de trabajo que nunca que hemos visto, desinformación y un largo etc. Y hasta aquí hemos llegado», dijo el Secretario de Comunicación.

 

La acumulación de despropósitos como instaurar el AFIS para quitarlo un mes después, admitir la falta de personal pidiendo horas extraordinarias mientras hay controladores en paro en España o el presunto overbooking que realiza AENA vendiendo más capacidad a las compañías de la que es capaz de satisfacer, demuestran que los gestores que han llevado a la empresa a esta situación no deberían seguir al frente de sus responsabilidades como viene denunciando USCA desde hace meses.

 

«Lo que tendrán que hacer los ingenieros de INECO y el Fiscal general del Estado es investigar las cuentas de la empresa. Entonces los pasajeros sabríamos porqué pagamos más que antes en concepto de tasas cuando los costes de navegación aérea se han reducido drásticamente», terminó diciendo César A. Cabo.