dreamair

El sindicato de controladores abandona la negociación del convenio colectivo

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) no volverá a la mesa negociadora del II Convenio hasta que AENA no contrate a los alumnos de la 29ª promoción y cumpla con la promesa, escrita y difundida públicamente, de hacerlo. Además, según un comunicado de USCA divulgado ayer, el sindicato no ve voluntad de negociación por parte de AENA y denuncia que no se está cumpliendo el acuerdo de mínimos firmado el pasado 13 de agosto.

 

Para el sindicato, este retraso en la contratación de los nuevos controladores, que debería haber tenido lugar en julio, es una muestra más de la desidia, la ineficacia y ineficiencia de AENA. «Es una provocación más en el ya largo historial que se ha producido en los últimos doce meses, se supone que con el objetivo de cargarse la profesión», ha declarado Camilo Cela, presidente del sindicato de controladores.

 

Según el Presidente de USCA, «esto ocurre en un momento de crisis con un alto índice de paro y no entendemos por qué, teniendo a controladores perfectamente cualificados, con una formación pagada de forma íntegra por AENA, no se les contrata. A esto hay que añadir que cada día los controladores recibimos en nuestros teléfonos móviles mensajes pidiendo horas extraordinarias debido a la escasez de plantilla. Está claro que hacen falta más controladores, y así lo llevamos anunciando desde hace meses».

 

«Afortunadamente, ahora todo está escrito y publicado. Dijeron, y la nota de prensa que emitieron así lo corrobora, que iban a contratar a los alumnos de la promoción 29 el día uno de octubre y no lo han hecho. Y no lo han hecho porque pretenden contratarlos saltándose a la torera las condiciones ofrecidas en la convocatoria», dijo Camilo Cela.

 

Para el presidente de USCA «es absurdo seguir con una negociación que para ellos es un “paripé” y lo único que quieren es retrasar el tema y hacernos saltar y romper la negociación. Nosotros mantenemos la voluntad que hemos declarado tantas veces y no las damos por rotas, pero es absurdo entrar en su juego y perder el tiempo hasta que no declaren las verdaderas intenciones».

 

«No es normal que hayamos tenido un encuentro con el Ministro y él declarara, como lo ha hecho, que le gustaría una negociación rápida y, sin embargo la empresa no siga esas instrucciones que, si han existido, no las cumple de forma clara y rotunda con el objetivo de hacer papel mojado de las condiciones de convocatoria por una empresa pública y haberse gastado una millonada en la formación de los 47 miembros de la citada promoción», concluyó Camilo Cela.

 

El secretario de Comunicación de USCA, César A. Cabo ha expresado su indignación porque no está cumpliendo ese acuerdo de mínimos. «Es una pena que el Ministerio y la empresa hayan gastado tanto tiempo y tanto dinero en hacer las cosas mal y bueno sería que dieran explicación a los contribuyentes que somos los que pagamos estas ineficiencias, cuestión que se agrava con la crisis. Tanto decir que nosotros éramos culpables de casi todo lo malo que sucede en el transporte aéreo para demostrar que los únicos culpables son los representantes de una empresa que, una vez más, ha hecho gala de la histórica mala gestión que la acompaña».