dreamair

El sindicato USCA celebra esta semana su XXII Congreso marcado por la negociación del convenio de controladores

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) ha comenzado hoy su XXII Congreso, que durará hasta el jueves 16 de septiembre. Este acto coincide con un máximo histórico de afiliación en el sindicato alcanzando un porcentaje que supera el 97% del total del colectivo. En el Congreso se presentará, para su aprobación, una amplia reforma de los Estatutos del Sindicato que recogerá, entre otros aspectos, la separación jurídica de APROCTA, la sociedad profesional que agrupa a los controladores españoles.

 

 

La primera jornada contendrá la revisión de asuntos internos, para tratar en días posteriores de la reforma de los Estatutos, la configuración del nuevo organigrama del sindicato, la separación jurídica y funcional de APROCTA así como otros temas relacionados con el futuro de la profesión.

 

Este último adquiere una importancia vital para el sindicato al tener que afrontar en los próximos meses la negociación del II Convenio Colectivo, los efectos de la posible privatización de AENA y de las torres de control, según ha adelantado el Ministerio de Fomento, y el futuro de la regulación de los servicios de Navegación Aérea.

 

Además, el Congreso también abordará los efectos de la nueva regulación aérea en Europa con el proyecto de Cielo Único para todo el continente, «un tema del que no podemos estar alejados porque creo -ha dicho el presidente de USCA Camilo Cela- que somos una parte importante del know how sobre este asunto tan especializado».

 

Camilo Cela, que mostró la disposición del colectivo a prestar la total colaboración al Gobierno, recordó, en este sentido, la última reunión con el Ministro de Fomento «que consideramos ha sido un punto de inflexión importante. No es hora de restar, sino de sumar nuestros conocimientos y esfuerzos. Desde luego, el Ministro podrá contar con nuestra colaboración para afrontar todos los temas en los que crea que podemos aportar algo, y creo que es mucho», dijo Camilo Cela.

 

Sobre el Congreso, el Presidente de USCA destacó cómo la crisis de estos últimos meses ha generado una cohesión del sindicato que «ha alcanzado máximos históricos de afiliación logrados, en buena parte, por la actitud responsable, clara y franca con la que nos hemos desenvuelto, superando las presiones a las que ha estado sometido el Sindicato con la publicación del RDL de 5 de febrero».

 

«Desde luego, lo hemos pasado muy mal, sin embargo no es el momento de mirar al pasado y sí al futuro. Hay muchos temas abiertos pero estamos convencidos que nunca más llegaremos a situaciones límite, siempre y cuando, tanto la empresa como el Ministerio hayan comprendido que no estamos enfrente, sino a su lado”, dijo Cela.

 

Por lo que se refiere a la separación de APROCTA, Camilo Cela, que también es su Presidente, ha declarado que es una necesidad para que el sindicato pueda seguir el camino hacia su modernización como sindicato profesional. «Van a ser dos asociaciones distintas que establecerá alguna competencia con el propio sindicato pero eso no va a ser malo, sino positivo para el crecimiento de las dos organizaciones sin que ello suponga la debilitación de ninguna de ellas»,  dijo Camilo Cela.

 

Edición: José Fernández