dreamair

Boeing comienza la fase final de pruebas del 737 MAX en túnel de viento

Boeing anunció ayer que la fase final de las pruebas en túnel de viento del avión 737 MAX, un hito significativo en el desarrollo de toda aeronave, comenzará la semana que viene. “Las pruebas en túnel de viento constituyen un paso crítico en el diseño,” dijo Michael Teal, ingeniero jefe del proyecto y director adjunto del programa 737 MAX. “Basándonos en trabajos previos en el túnel de viento, estamos convencidos de que en esta fase final de las pruebas se confirmarán nuestras previsiones sobre la aerodinamicidad del avión.”

 

Las pruebas comenzarán en las instalaciones de QinetiQ en Farnborough, Reino Unido, donde los ingenieros comprobarán el rendimiento del 737 MAX a velocidades bajas durante el despegue y el aterrizaje. QinetiQ, una compañía que cotiza en la Bolsa de Londres y figura en el índice FTSE250, utiliza sus conocimientos especializados para proporcionar asesoramiento técnico a sus clientes en todo el mundo en los sectores aeroespacial, de defensa y seguridad.

Asimismo, se completarán las pruebas en el Túnel de Viento Transonic de Boeing en Seattle para comprobar las previsiones sobre el comportamiento de la aeronave a velocidades altas.

Las pruebas emplearán las maquetas utilizadas para las pruebas en túnel de viento con el Next-Generation 737, con las oportunas modificaciones de la parte posterior del fuselaje, los soportes y las barquillas, además del motor nuevo. La culminación de las pruebas a mediados de 2012 será un paso importante hacia la configuración final del 737 MAX.

“Esta fase final de pruebas en túnel de viento confirmará que vamos bien encaminados para cumplir el programa de diseño y para empezar a entregar el 737 MAX a los clientes en 2017,” dijo Teal.

El 737 MAX es una nueva motorización del avión más vendido del mundo, y aprovecha todas las ventajas del actual 737 Next Generation. El 737 MAX incorpora los motores LEAP-1B de CFM International, que emplean tecnologías de vanguardia para ofrecer la máxima eficiencia, fiabilidad y experiencia al pasajero.

Las líneas aéreas que utilicen el 737 MAX se beneficiarán de una mejora de entre el 10 y el 12 por ciento en el consumo de combustible respecto a los aviones actuales de pasillo único más eficientes, y tendrán una ventaja del 7 por ciento en términos de costes operativos por asiento respecto de sus rivales futuros.

Hasta la fecha, Boeing tiene una cartera de pedidos y compromisos de más de 1.000 aviones 737 MAX, por parte de 15 clientes.