dreamair

EL AVIÓN SOLAR IMPULSE REALIZA SU PRIMER VUELO: 350 METROS A UN METRO DE ALTURA

 

 

Ayer poco después de las 13 horas el Solar Impulse HB-SIA, primer avión diseñado para volar día y noche sin combustible, efectuó un primer vuelo, denominado en el argot aeronáutico «salto de pulga», sobre la pista del aeródromo militar de Dübendorf, en Suiza.

 

Tras los excelentes resultados de las pruebas en tierra realizadas en las últimas semanas, que han servido para probar muchos parámetros (capacidad de control de la aceleración y el frenado del prototipo a distancia, la potencia del motor), el equipo de pruebas dio su luz verde ayer a la prueba piloto, Markus Scherdel, para acelerar el prototipo hasta su velocidad de despegue.

 

Cuando el avión tomó suavemente la velocidad, el ala enorme de Solar Impulse se elevó gradualmente ante la mirada de los patrocinadores del proyecto, Bertrand Piccard y André Borschberg. Después de volar unos 350 metros a sólo un metro sobre el nivel del mar, el prototipo con matrícula HB-SIA se posó en el centro de la pista, lo que provocó una explosión de alegría en el equipo.

 

Seis años de trabajo

«Por un lado me resulta extraordinario ver un sueño hecho realidad, pues son ya muchos años diseñando un avión solar que pueda volar de día y de noche sin combustible, para promover la energía renovable. Y hoy, nuestro equipo ha hecho que este avión despegue por primera vez. ¡Es un gran momento!», dijo Bertrand Piccard, impulsor y presidente de Solar Impulse.

 

«Esta es la culminación de seis años de intenso trabajo para todo el equipo! El primer vuelo con éxito cierra la primera fase del Solar Impulse y confirma nuestras opciones técnicas. Ahora estamos listos para iniciar una nueva fase de pruebas de vuelo! », manifestó André Borschberg, cofundador y director ejecutivo de Solar Impulse.

 

En el vuelo de prueba los paneles solares aún no estaban conectados. Tras este primer vuelo con éxito, el Solar Impulse HB-SIA será desmantelado y transportado desde al aeródromo de Payerne. A partir de principios de 2010, la aeronave hará sus primeros vuelos de prueba con energía solar y realizar vuelos prolongados en el tiempo, a fin de poder realizar el primer vuelo nocturno con energía solar.

 

 

 

 

Edición: José Fernández / Foto: Solar Impulse