dreamair

El robot Spencer de KLM completó las pruebas en el aeropuerto de Schiphol

KLM

KLM

Después de más de tres años de construcción y programación, la fase de prueba del robot Spencer terminó cuando dirigió con éxito a algunos pasajeros de KLM en el aeropuerto hacia su puerta de embarque.

Para guiar a los clientes, Spencer escanea las tarjetas de embarque de los viajeros y avanza automáticamente de manera que estos lo sigan. El robot ajusta su velocidad a la del grupo, evitando los obstáculos e informando a los pasajeros la distancia que resta para llegar a su puerta de salida. Spencer informa la llegada a la puerta de embarque, a través de una pantalla.

Según, René de Groot, Director de Operaciones de KLM «diariamente algunos pasajeros pierden su vuelo de conexión debido a retrasos, a la barrera del idioma o porque se pierden en el camino. Teniendo en cuenta que el 70% de clientes de KLM hacen trasbordo en Schiphol, buscamos maneras de facilitar y agilizar este proceso».

«KLM cree que la robótica desempeñará un papel cada vez más importante en la aviación en los próximos años. Estamos evaluando de qué manera la automatización se puede incorporar a nuestros procesos en diversas áreas, como un complemento al servicio ofrecido por nuestro personal de aeropuerto, que a su vez, dispondrá de más tiempo para ayudar a los pasajeros con necesidades más exigentes».

KLM

KLM

Por otro lado, Kai Arras, Coordinador del proyecto de la Universidad de Friburgo sostiene: «Estamos muy contentos de haber culminado el proyecto y de poder  presentar a Spencer, el primer robot con conciencia social que presta servicio en un aeropuerto. Lo que hace único a Spencer es que puede hacer frente a situaciones sociales entre las personas».

«Spencer puede ‘ver’ y analizar a las personas cercanas con sus sensores. Además, razona sobre los posibles vínculos sociales entre ellas para determinar si son una familia o grupo. También aprende y luego se ajusta a las normas sociales y actúa de una forma humanamente amigable. Guiar a las personas en un aeropuerto es un buen ejemplo de un problema cotidiano desafiante, ya que se trata de un entorno en el que interactúan muchas personas bajo la presión del tiempo».

En los próximos meses, los socios que participan en este proyecto evaluarán los resultados de las pruebas y definirán la fase siguiente.

Socios

Este proyecto fue co-financiado por la Comisión Europea como parte de su 7º Programa Estructural de Investigación y Desarrollo Tecnológico. Además de KLM, en el proyecto participan: SME Bluebotics, las universidades de Friburgo, Munich, Twente y Orebo, Universidad RWTH de Aquisgrán, el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y el Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam. El proyecto está coordinado por la Universidad de Friburgo.

El nombre Spencer se deriva de «Social situation-aware Perception and action for Cognitive Robots».