dreamair

OBBU Calcul, un software innovador creado por estudiantes de la UPM, en el Airbus BizLab

Francisco Inglés, Mario Inglés y Nicolás Hornillos

Francisco Inglés, Mario Inglés y Nicolás Hornillos, creadores de OBBU Calcul

Airbus ha seleccionado la idea de tres jóvenes ingenieros, dos de ellos de la Universidad Politécnica de Madrid, para un completo programa de soporte con el que convertirla en un producto de alto valor añadido para la industria.

Cada minuto que un avión no vuela supone un sobrecoste para las compañías aéreas. Tener la aeronave en tierra no es rentable y eso es algo que no sólo saben las aerolíneas, sino también los operadores aeroportuarios y los fabricantes de aviones. Es por ello que la idea de los ingenieros Francisco Inglés, Mario Inglés y Nicolás Hornillos ha sido elegida por Airbus para participar en el primer acelerador de negocios aeroespacial de Europa, Airbus BizLab.
Airbus BizLab, con sede en Toulouse, supone apostar por la innovación y buscar talento en la sinergia con empresas de reciente creación. Se trata, por tanto, de trabajar juntos para agilizar la transformación de esos proyectos de elevado potencial en actividad o productos de gran valor añadido para la industria aeroespacial.

En el primer llamamiento, recibieron más de 150 propuestas. Entre los cinco proyectos seleccionadas para participar en el programa de aceleración, se encuentra  OBUU, con su software OBUU Calcul, de preprocesado de datos que permite una gestión eficiente de los recursos de los centros de mantenimiento de aeronaves.

Optimización logística de las herramientas

OBUU, como han denominado a su empresa, nace de la necesidad de los centros de mantenimiento (MRO, Maitenance Repair and Overhaul) de ser más competitivos, primero reduciendo costes (mediante una mejor estrategia de gestión) y acortando el tiempo de respuesta. «Cuando una aerolínea elige un centro de reparación para el mantenimiento del avión (o simplemente de un sistema o componente del mismo) busca no sólo que el proveedor de servicios sea barato, sino también rápido», explica Francisco Inglés.

Principalmente hay dos obstáculos a la hora de resolver con rapidez una avería aeronáutica; por un lado, el aprovisionamiento de los repuestos y por otro, el de las herramientas específicas del avión, que suelen ser caras, difíciles de almacenar y con tiempo de entrega muy largo. Es crucial que estos centros de mantenimiento tengan un sistema predictivo que aprovisione los repuestos y las herramientas antes de necesitarlas y todo ello sin derrochar recursos.

En la actualidad existen métodos de simulación numérica, basados en las denominadas simulaciones de Monte Carlo, para optimizar el stock de los repuestos, pero no en el caso de las herramientas específicas. Ahí es donde pone el foco OBUU. Con su software han definido un sistema que les permite tratar esas herramientas como si fuesen componentes del avión, incluyéndolas en estos análisis.

De esta manera, disponen de un método que indica los momentos con la probabilidad más alta de que se  necesite una herramienta concreta o varias del mismo tipo a la vez. «Si un centro de mantenimiento de motores precisa dos equipos de izado simultáneamente y sólo tiene uno porque eran muy caros y su presupuesto es limitado, con nuestro método podría saber que en un período determinado del año hay una probabilidad altísima de que necesite dos» ejemplifican desde OBUU. «Esto supone reducciones en la inversión en mantenimiento mientras aumenta la disponibilidad de la flota de aeronaves», añaden.

Otra ventaja de su idea es que, aunque se está desarrollando en un entorno aeronáutico, también sería de utilidad en la alta velocidad ferroviaria o en la energía eólica, con necesidades de optimización logística similares.

Un Proyecto Fin de Carrera, germen de la idea

Francisco, Mario y Nicolás se complementan a la perfección. Nicolás es ingeniero aeronáutico por la Kingston University de Londres y máster en Mecánica de Fluidos por la Universidad de Manchester. Mario, estudia el último curso del Grado en Ingeniería de Sonido e Imagen de la UPM, y su hermano, Francisco es ingeniero técnico aeronáutico y experto universitario en Simulación Numérica por la UPM. Precisamente, el Proyecto Fin de Carrera (PFC) que desarrolló este último en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Aeronáutica (EUITA) de la UPM ha sido el germen de OBUU.

Su PFC consistió en la redefinición de unos niveles de stock óptimos de repuestos para el mantenimiento de la flota de una conocida aerolínea regional española, y ello ha sido muy importante a nivel técnico y de visión para la empresa.

Que Airbus haya creído en su idea les ha llevado a Toulouse, donde se encuentran ahora mismo para seguir el programa del Airbus BizLab. «Esto es un sueño, pero también una apuesta personal, ya que los tres hemos dejado nuestro trabajo en grandes empresas en Madrid para venir aquí».

En los próximos seis meses, Airbus, además de un espacio de trabajo, pone a su disposición un gran número de instructores y expertos en diversos campos (tecnología, asesoría jurídica, finanzas, marketing), un mentor en exclusiva (Franck Alazet), acceso a recursos para el desarrollo de su idea y contactos con los mercados del mayor fabricante de aviones europeo. «Hacen un seguimiento muy exhaustivo de los hitos que nos hemos propuesto nosotros mismos y nos ayudan a mitigar nuestros riesgos y carencias, que también los hay», reconocen.

Generar valor en nuestro país en el futuro

Cabe destacar que son los únicos españoles seleccionados. «Queremos demostrar el potencial que hay en nuestro país, las buenas ideas y el buen hacer». Los otros cuatro proyectos seleccionados proceden de: Alemania (3DTrust), Hong Kong (PaperClip Design) y Francia (Simsoft 3D y UWinLoc). «Después de esta experiencia, esperamos volver a casa con un gran portfolio de clientes y generar ese mercado y valor en España», concluyen.