dreamair

Boeing tuvo 68.300 millones de dólares de ingresos en 2009 pero sólo 1.300 de beneficio a causa de los retrasos del 787 y 747

Las dificultades del desarrollo de los Boeing 787 y 747 han pesado de forma negativa en las finanzas de Boeing en 2009. El fabricante estadounidense anunció hoy sus datos económicos, destacando la cifra récord de 68.300 millones de dólares en ingresos. En cambio, el beneficio neto ha sido de sólo 1.300 millones de dólares, el 51% menos que en 2008, que también fue otro año difícil para la empresa pues buena parte de la plantilla estuvo casi dos meses de huelga.

 

Los ingresos aumentaron un 12% en comparación con 2008, impulsados por el buen comportamiento de las divisiones de defensa y espacio. Pero esto no compensó las pérdidas causadas por los retrasos de los programas de la división de aviones comerciales.

Boeing entregó 481 aparatos en 2009, cuando 2008 fueron 375 a causa de las huelgas en el último trimestre. Por tanto, registró un aumento del 20% en ventas, pero los gastos extraordinarios generados por el 787 y el 747-8 comportaron unas pérdidas de 583 millones de dólares en 2009. La división de defensa y espacio tuvo 3.300 millones de dólares de ganancias, un 2% más que en 2008.

 

Boeing considera que este año ingresará entre 64 y 66 mil millones de dólares y que entregará ente 460 y 465 aviones. El fabricante de hecho reducirá la tasa de producción de su B777. Pero 2010 debería ser un año exitoso si logra certificar el B747 Dreamliner-8F y realizar las primeras entregas durante el cuarto trimestre del año.

 

Edición: José Fernández / Foto: Boeing