dreamair

Una veintena de socios de HEGAN participan en la fabricación del 787 Dreamliner

Un total de 19 compañías miembros de la Asociación Cluster de Aeronáutica y Espacio del País Vasco HEGAN participan en la ingeniería y fabricación del Boeing 787 Dreamliner, el avión más moderno del fabricante americano, que unirá desde mañana sábado Tokio con Fráncfort, operado por la compañía japonesa All Nippon Airways (ANA). La empresa operadora ha confirmado tres frecuencias semanales desde el 21 de enero en esta línea de largo recorrido, para pasar a un vuelo diario a partir del 1 de febrero.


Aunque ha hecho su aparición con tres años de retraso, el nuevo avión estrella del fabricante aeronáutico estadounidense llega a Europa, con un amplia representación de la actividad de los socios de HEGAN. Tras las entregas de componentes durante 2010 y 2011 para unos 28 y 29 aviones anuales, respectivamente, una vez arrancado el programa de Boeing, se elevará el ritmo de producción progresivamente y activará los suministros de sus proveedores en todo el mundo.

En el área de motor, ITP -Industria de Turbo Propulsores- es socio a riesgo en el motor de Rolls-Royce, Trent 1000 -una de las dos motorizaciones posibles de esta aeronave- con más de un 10% de cuota, lo que significa la más alta participación española en este avión.

ITP se hace cargo del diseño, fabricación y ensamblaje del módulo LPT -la turbina de baja presión-, así como del “Rear frame”, y su filial PCB suministra superaleaciones fundidas a la cera perdida para las turbinas de baja y media presión. Según las declaraciones de Boeing, este motor resulta más eficiente que sus predecesores, más ligero y fácil de instalar. Además de ir por delante en el cumplimiento de la regulación medioambiental, ya que permitirá a las aerolíneas ahorrar un 20% en el consumo de combustible y un 30% en mantenimiento.

El papel tractor lo desarrolla ITP con la contratación de trabajos a las empresas Aciturri (Componentes de turbina y de sistemas externos de motor), Aibe (diseño y fabricación de utillajes para la fabricación), Astorkia (componentes), CTA (validación de ensayos en tecnologías aerodinámicas), Electrohilo (electroerosión de vanos), Industrias Galindo (utillajes), Novalti (componentes para la LPT), Nuter (fittings), Siegel (componentes mecanizados), y WEC (componentes mecanosoldados de motor). Es a esta última compañía a la que TEY realiza tratamientos térmicos. Igualmente, Grupo TTT provee de tratamientos superficiales a ciertos componentes de este motor.

Dentro del área de estructuras, y entre los socios de HEGAN con carga de trabajo de cierta importancia en el 787 se encuentran Aernnova, que ha realizado la ingeniería del ala; SENER, responsable de las máquinas de producción de larguerillos del estabilizador horizontal; y Alestis Aerospace, que participa en la fabricación de componentes para el Estabilizador Horizontal Strakelet y Tips y paneles del cajón delantero.

Aernnova inició su colaboración con Boeing en el proyecto 787 en el año 2006. Desde dicha fecha decenas de ingenieros de la compañía han participado tanto desde Seattle como desde Vitoria y Madrid en el diseño y más tarde en los ensayos de certificación del ala, así como de otros elementos de la estructura del avión. Esta colaboración, que continúa a día de hoy, se ha desarrollado en la ingeniería tanto de componentes en composite como de componentes metálicos. Hay que recordar que el Boeing 787 es un modelo de aeronave que está conformada en un 50% en material composite.

Por su parte, Alestis Aerospace, que ya venía trabajando desde 2008 en el programa 787-8 de la mano de la cadena de suministro de Alenia, se ha incorporado en 2011 al grupo de proveedores directos de Boeing para la fabricación de distintos elementos del estabilizador horizontal (HTP) y del cajón delantero del 787.

Del mismo modo, en esta área de estructuras están haciendo aportaciones industriales al programa las empresas Astorkia (componentes estructurales) y Aeromec (más de 40 referencias en aluminio para las 8 puertas de pasajeros del avión).

Ya en el campo de sistemas aeronáuticos, es representativa la participación de DMP que, a través del integrador de sistemas Messier Dowty, suministra un “kit” de 36 piezas del sistema de amortiguación del tren delantero, que incluye elementos de hasta 800 mm de longitud.

DMP -Desarrollos Mecánicos de Precisión- espera un repunte de sus ventas con su ‘kit’ de amortiguación. En 2007 comenzó la elaboración de los sistemas para esta aeronave, aunque en los años siguientes el constructor estadounidense paralizó el proyecto de su nuevo modelo, por lo que hasta ahora tanto esta compañía guipuzcoana, como el resto de proveedores, han mantenido un nivel de producción bajo que actualmente están reactivando.

Igualmente, en el campo de sistemas, Alfa Microfusión participa en el sistema de aire acondicionado de la aeronave, con la elaboración de conductos realizados en fundición de superaleaciones a la cera perdida.

 

Acerca de HEGAN

Las empresas asociadas a HEGAN tienen un marcado carácter innovador y tecnológico como lo demuestra su participación en proyectos internacionales en el ámbito de relevantes programas civiles, de transporte, y de helicópteros, así como su capacidad de diseñar, desarrollar, certificar y fabricar productos para el sector. Las empresas cuentan con liderazgo tecnológico en el uso de los materiales compuestos e invierten entre un 12% y un 15% de su facturación en I+D. El sector está estructurado en una cadena de suministros variada y completa con empresas de gran solvencia en distintos ámbitos de actuación.