dreamair

El transporte aéreo genera el 2,1% del PIB de Perú

Aeropuerto de Lima

Los últimos datos publicados por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) revelan que la aviación y el turismo inducido por esta generan en Perú 280.000 empleos y aportan 4.400 millones de dólares a la economía peruana, equivalente al 2,1% del PIB del país.

Estos resultados son algunos de los aspectos destacados del informe La Importancia del Transporte Aéreo en Perú, realizado por Oxford Economics para la IATA. «La contribución de la aviación a la economía y a la sociedad peruana es significativa. El transporte aéreo facilita el comercio transfronterizo, la inversión extranjera y el turismo. Y todo ello genera 280.000 empleos en el país».

«Sin embargo, Perú podría obtener mayores beneficios con una infraestructura aérea adecuada en el aeropuerto de Lima y unos impuestos y tasas competitivos respecto a otros países de la región”, dijo Peter Cerdá, vicepresidente regional para las Américas de la IATA, durante la presentación del informe en Perú.

Congestión aérea en Lima; tasas e impuestos elevados

 El informe revela el impacto negativo de unas infraestructuras obsoletas en el desarrollo de la aviación en Perú. El ejemplo más evidente es el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, en Lima, el principal aeropuerto del país, construido para albergar 10 millones de pasajeros al año y por el que pasan, actualmente, 19 millones de viajeros. El aeropuerto, principal puerta de entrada al país, necesita una importante expansión de su capacidad para convertirse en un hub regional y poder competir con los aeropuertos de Bogotá, Ciudad de Panamá y Santiago.

 Perú ocupa el puesto 136 en cuanto a tasas aéreas y turísticas, según el Foro Económico Mundial, por detrás de otros países latinoamericanos como Chile, Brasil, Panamá, México, Ecuador, Argentina, Colombia y Bolivia. La elevada estructura de costes en el transporte aéreo de Perú pesa sobre la demanda y socava la capacidad del país para competir en el sector de los viajes aéreos, tanto internacionales (hacia y desde Perú) como aquellos vuelos de conexión con otros destinos.

«Perú reúne todos los elementos para convertirse en una potencia aérea regional: una ubicación favorable para la conectividad aérea internacional, activos culturales y culinarios de clase mundial y una economía en expansión. Sin embargo, la aviación sigue subdesarrollada y la capital del país, Lima, está perdiendo la oportunidad de convertirse en un centro aéreo regional. Es hora de que Perú reaccione con una política de aviación inteligente e infraestructuras aéreas y costes competitivos para aprovechar los muchos beneficios económicos de una conectividad aérea robusta», dijo Cerda.