dreamair

Empieza en Le Bourget el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio


Esta mañana ha comenzado en el Aeropuerto de Le Bourget, en París, el Salón Internacional de la Aeronaútica y el Espacio, que se desarrollará hasta el domingo 25. Se trata del mayor certamen, de periodicidad bianual, dedicado a la aviación civil y militar, los helicópteros, los drones y el sector espacial.

En la feria aeronáutica, que a primeras horas ha inaugurado el nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, se exhiben 130 aviones y helicópteros y están representados los fabricantes más importantes, que presentan diversas novedades. Macron llegó a Le Bourget procedente de la base aérea de Villacoublay a bordo de un A400M.

Airbus se anotó ayer un importante impacto informativo al anunciar una nueva versión de A380, el A380plus, con mejoras aerodinámicas para reducir el consumo y un rediseño de la cabina que permitirá aumentar en 80 las plazas del avión.

Boeing, entre otras aeronaves, exhibe el 737 MAX 9 y el 787-10 Dreamliner, en avanzado proceso de certificación. Bombardier presenta el CS300 pues se exhibe un ejemplar de Air Baltic. Por su parte, Embraer desembarca con un ejemplar del E195-E2, y el avión de transporte militar KC-390, ambos en proceso de certificación.

Otros aviones en fase desarrollo que debutan en Le Bourget son el Mitsubishi Regional Jet MRJ-70 y el Antonov An132D.

A pesar de la habitual brillantez del certamen, de las constantes exhibiciones en vuelo y del glamour que se despliega en los estands de los mayores fabricantes y sus zonas VIP, existe cierta preocupación en el sector ya que se entra en una fase de menor volumen de pedidos por parte de las compañías.

Además, la industria del transporte aéreo asiste con preocupación al resurgimiento de los planteamientos proteccionista de la mano de la Administración estadounidense encabezada por Donald Trump y el Brexit, así como a la amenaza de ataques terroristas que puedan comprometer la seguridad aérea. Un claro indicador es la prohibición de EEUU de que en los vuelos procedentes de una serie de países musulmanes los pasajeros puedan llevar en la cabina dispositivos móviles.

El Paris Air Show, como se le conoce en inglés, se desarrolla con fuertes medidas de seguridad. Hay un importante despliegue de medios aéreos y en tierra para vigilar el evento. Se prevé que durante la semana que dura la feria la visiten unas 350.000 personas, de las que 150.000 serían profesionales. En Le Bourget están representadas 2.370 firmas.