dreamair

Boeing y American Airlines cierran un pedido por dos 777-300ER

Boeing y American Airlines anunciaron hoy que la aerolínea de Fort Worth, Texas ha ejercido su opción  sobre dos 777-300ER (alcance ampliado). “American Airlines es un líder de la industria cuya visión y acertada estrategia de crecimiento les ha convertido en una de las mayores aerolíneas del mundo,” aseguró Jim Albaugh, consejero delegado de Boeing. “American es la primera compañía aérea de Estados Unidos que pide el 777-300ER. Los nuevos aviones complementarán su extensa flota de 777-200ER, al ofrecer mayor flexibilidad para cubrir rutas directas y aportar más eficacia y fiabilidad.”




El Boeing 777 es el avión birreactor de largo alcance de mayor éxito en el mundo. El 777-300ER amplia el abanico de prestaciones de la gama 777 y otorga eficacia y fiabilidad a los aviones de dos motores de largo alcance.

“Los nuevo aviones de fuselaje ancho fortalecerán nuestra estrategia de conexiones, específicamente las oportunidades de crecimiento internacional derivadas de nuestras iniciativas conjuntas con los socios de Oneworld® en los mercados transatlánticos y transpacíficos,” aseguró Tom Horton, Presidente de AMR Corp., la matriz de American Airlines y American Eagle. “Valoramos la combinación de tamaño, alcance y rendimiento del 777-300ER, además de las amplias prestaciones que ofrece al cliente. La capacidad de configuración del avión nos dotará de mayor flexibilidad para el crecimiento en aeropuertos de alto tráfico, nos abrirá más posibilidades en nuevos mercados de largo alcance.”

El Boeing 777-300ER es un 19% más ligero que su competidor más cercano y produce un 22% menos dióxido de carbono por asiento. Asimismo, su operación cuesta un 20% menos por asiento.  El avión puede acomodar hasta 365 pasajeros en una configuración de tres clases y cuenta con un alcance máximo de 14.685 Km.

Boeing añadió varias mejoras al rendimiento del 777-300ER, ampliando sus parámetros de alcance y carga de pago. Un excelente rendimiento durante los ensayos en vuelo, además de mejoras a la eficacia de los motores y cambios al diseño que disminuyan la resistencia y el peso del avión, contribuyeron al aumento de las prestaciones.