dreamair

La IATA afirma que en septiembre creció el tráfico de pasajeros pero bajó la carga

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha dado a conocer los resultados del tráfico aéreo regular correspondientes al mes de septiembre. El tráfico aéreo internacional de pasajeros registró un aumento interanual del 10,5%, significativamente más fuerte que el 6,5% registrado en agosto. En cambio, el tráfico de carga registró un aumento interanual del 14,8%, bastante más bajo que el 19,0% del mes de agosto.

El contraste entre el comportamiento del mercado de carga y el de pasajeros ofrece un panorama desigual sobre el rendimiento del sector. Tras el ajuste estacional, y en comparación con el mes de agosto, el tráfico de pasajeros creció un 2,1%, mientras que el tráfico del mercado de carga descendió al 2,1%.

 

Este repunte en el tráfico de pasajeros durante el mes de septiembre puede atribuirse a la volatilidad habitual de las pautas de viaje, además de la influencia de factores especiales como el Ramadán. El número de asientos ofertados por las aerolíneas creció un 7,3%, por debajo del aumento del 10,5% que experimentó la demanda, impulsando el factor de ocupación hasta el 80% una significativa mejora respecto al 77% registrado en septiembre del año anterior.

 

Respecto a la demanda de carga, a pesar de que ya se esperaba una debilitación a medida que avanzara el año, la caída del mes de septiembre ha sido superior a lo esperado. La confianza del consumidor y empresarial sigue siendo débil en muchas partes del mundo. El reabastecimiento de mercancías impulsó los mercados de carga a principios de año, pero el gasto no ha seguido el mismo ritmo para conseguir una recuperación económica sólida. En comparación al mes de septiembre de 2009, la capacidad de carga aumentó un 11,9%, por debajo del 14,8% que experimentó la demanda, situando el factor de ocupación en el 52,4%.

 

«Es una buena noticia que la recuperación en el mercado de pasajeros prosiga en septiembre. Pero los números del mercado de carga son preocupantes. La actividad del tráfico de mercancías ha caído un 6% en comparación con el pico alcanzado en mayo tras la crisis», señaló Giovanni Bisigniani, director general de IATA. El tráfico aéreo internacional de carga contabiliza el 35% del valor de los bienes comerciales internacionales, lo que le convierte en un indicador de la actividad económica.

 

Bisignani considera que «la situación del sector es volátil. El tráfico de pasajeros representa tres cuartos de los ingresos. A pesar de que dato sobre el tráfico de pasajeros del mes de septiembre es tranquilizador, la acelerada caída del tráfico de carga, incluido el de la región de Asia, es un indicador de que aún quedan algunas turbulencias».

 

«Las acciones llevadas a cabo por los gobiernos pueden influir sobre la sostenibilidad de la recuperación. Las medidas austeras solo van a frenar la demanda. Si, además, se combinan con el incremento o la implantación de nuevos impuestos, como ya hemos visto en Alemania y Reino Unido, los desafíos son aún mayores para el sector», explicó Bisignani.

 

«Los gobiernos deben entender que el transporte aéreo es un catalizador económico. El año pasado pudimos ver cómo una recaudación de 360 millones de euros por la tasa de salida en Holanda costó 1.200 millones de euros a la economía holandesa. Seguir gravando al sector no tiene ningún sentido cuando los gobiernos deberían preocuparse en lograr una recuperación económica sólida», dijo Bisignani.