dreamair

El director general de IATA pide un acuerdo global sobre emisiones del sector aéreo

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha instado a los gobiernos del mundo, durante la 37ª Asamblea Internacional de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) -celebrada a finales de septiembre en Canadá-, a lograr un acuerdo sobre la creación de un marco global para la gestión de las emisiones de la industria de la aviación.

 

 

«El reto más importante en esta Asamblea es alcanzar una solución global para la gestión de las emisiones de carbono producidas por el sector aéreo internacional. La industria de la aviación –aerolíneas, aeropuertos, proveedores de servicios de navegación aérea, fabricantes y la aviación general– se ha unido frente al ambicioso objetivo de estabilizar las emisiones y reducirlas finalmente.

Para conseguirlo, los gobiernos también deben comprometerse mediante el acuerdo de un marco global», puntualizó Giovanni Bisignani, Director General y CEO de IATA, delante de los delegados asistentes a la Asamblea de OACI en Montreal.

 

La industria de la aviación se ha unido para lograr tres objetivos: (1) mejorar la eficiencia del consumo de combustible un 1,5% de media anual hasta 2020, (2) estabilizar las emisiones de CO2 con un crecimiento neutro a partir de 2020, y (3) reducir las emisiones hasta el 50% en 2050 en comparación a 2005. «Ningún otro sector industrial se ha comprometido frente a unos objetivos mundiales de esta magnitud. Incluso el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, elogió a la industria de la aviación y la presentó como un modelo a seguir por otros sectores», dijo Bisignani.

 

Elementos clave para la consecución de un consenso global:

• Lugar y procedimiento: La Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC), Christiana Figueres, ratificó que OACI debe ser el escenario donde se negocie el asunto sobre las emisiones de la aviación internacional; así mismo, cualquier acuerdo alcanzado en la OACI no debe, bajo ninguna circunstancia, repercutir en la postura que adopten los gobiernos sobre asuntos ajenos a

la aviación tratados en la UNFCCC.

 

• Países Emergentes: Incluso en el marco de un acuerdo global, OACI pretende adaptar el acuerdo a las necesidades de los estados emergentes, como ya se hizo tras la solución global sobre el ruido a través de OACI, que contemplaba plazos más amplios para estos estados.

 

• Crecimiento: Un acuerdo global del sector aéreo favorecerá el crecimiento y los beneficios económicos que aporta la aviación, incluso en la lucha contra las emisiones.

 

Bisignani dice que esto se puede conseguir basándonos en la estrategia de los cuatro pilares de la industria: inversión en tecnología, infraestructuras más eficientes, operaciones más efectivas y medidas económicas positivas coordinadas a nivel global. «Los principales obstáculos ya se han eliminado. El sector está preparado. Y la mayoría de los gobiernos creen que es necesaria la creación de un marco global. Todavía quedan algunos

obstáculos que salvar, pero nos movemos en la dirección correcta», apuntó Bisignani, y señaló que importantes asociaciones regionales y estados han manifestado su deseo de llegar a un acuerdo.

 

La participación de la aviación prevista en el esquema europeo de comercio de emisiones en 2012, ha contribuido a que los gobiernos entiendan la urgencia de un acuerdo para una solución global. «Si esta Asamblea culmina sin un acuerdo, no habrá otra oportunidad hasta 2013. Mientras tanto, la industria tendría que afrontar un mosaico creciente de medidas conflictivas y solapadas», explicó Bisignani.

 

«Ningún gobierno ni empresarios del sector desean enfrentarse a unas consecuencias que tan solo conducirían a la ruptura de los estándares globales sobre los que se ha construido la aviación mundial – un mosaico de impuestos y proyectos no coordinados, tensas relaciones bilaterales y serios retos sobre asuntos de soberanía», dijo Bisignani.

«El medio de vida de 32 millones de personas y una actividad económica que produce 3,5 billones de dólares dependen del éxito de la aviación mundial. En nuestro papel de líderes, todos los asistentes a esta asamblea tenemos la gran responsabilidad de seguir construyendo un futuro seguro, eficiente y sostenible para esta maravillosa industria. El sector se ha comprometido a ayudar a los gobiernos para alcanzar una solución responsable para la aviación y el medio ambiente. Soy optimista y creo que vamos a conseguir el éxito», señaló Bisignani.

La Asamblea de OACI tratará los asuntos medioambientales en el Comité Ejecutivo del jueves 30 de septiembre. El resultado será publicado el 8 de octubre al cierre de la Asamblea.