dreamair

La IATA mejora sus previsiones de actividad para este año

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), tras revisar su previsión del sector aéreo para 2010, espera una rentabilidad de 8.900 millones de dólares (una cifra mucho más elevada que la prevista en el mes de junio). En un primer análisis para 2011, la Asociación prevé que la rentabilidad caiga hasta los 5.300 millones de dólares.




“La recuperación del sector aéreo está siendo más fuerte y crece a un ritmo superior a lo esperado. Los 8.900 millones de dólares de beneficio previsto comenzarán a amortizar los 50.000 millones de dólares de pérdidas de la última década. Pero debemos ser prudentes con esta revisión. Existen dudas sobre cuánto durará la recuperación. Aun suponiendo que continúe el crecimiento, los márgenes sobre los que nos movemos son tan estrechos que, incluso con un aumento de la rentabilidad 3,5 veces superior, el margen sólo aumentará un 1,6%. Este porcentaje es inferior al 2,5% obtenido durante el pico de 2007, y está muy lejos de cubrir nuestros costes de capital”, señaló Giovanni Bisignani, Director General y CEO de IATA.


Esta nueva previsión más optimista para 2010 se basa en una combinación de factores. Por un lado, el aumento de la demanda y una gestión más organizada de la capacidad están consiguiendo unos rendimientos considerablemente más fuertes que conducen a unos ingresos más altos. Y por otro lado, los costes permanecen relativamente estables.


Aspectos destacados de la previsión para 2010:
Demanda y Capacidad: La rápida mejora de la demanda ha empujado el tráfico un 3-4% por encima de los niveles pre-crisis alcanzados a principios de 2008. Se espera que la demanda en 2010 aumente un 11% (más fuerte que el 10,2% de la previsión anterior), mientras que la capacidad se quedará en un 7,0% (por encima del 5,4% de la previsión anterior).
Rendimiento: El aumento del rendimiento es el factor más influyente en la mejora de esta previsión. Tras los recortes de la capacidad del año pasado, el aumento de la capacidad es más lento que la mejora de la demanda. El resultado es un aumento de los factores de ocupación y un mayor poder de las aerolíneas para decidir los precios. El incremento de los viajes de negocios en clase Premium es otro factor que dispara la media del rendimiento. Se espera que los viajes Premium aumenten un 7,3% y el mercado de carga un 7,9%. Este crecimiento es considerablemente más alto que el 4,5% pronosticado para ambos. A pesar de esta mejora, el rendimiento está, todavía, un 8% por debajo de los niveles pre-crisis de 2008.
Ingresos: Se espera que los ingresos crezcan hasta los 560.000 millones de dólares, 15.000 millones más que en la previsión anterior. Esta cantidad es ligeramente inferior a los 564.000 millones de dólares de ingresos alcanzados en 2008, en el pico del ciclo económico inmediatamente anterior al comienzo de la crisis financiera.
Combustible: La previsión revisada mantiene una media anual del crudo de 79 dólares el barril. Sin embargo, el exceso de capacidad de refinación está impulsando el margen de fraccionamiento – “crack spread” – ligeramente por debajo de la previsión anterior, dando como resultado una reducción del precio de combustible para la aviación. Incluso con un tráfico más fuerte, se prevé que el gasto de combustible ascienda a 137.000 millones de dólares, 3.000
millones menos que en la previsión del mes de junio. El combustible sigue representando aproximadamente el 25% de los costes del sector aéreo.


Diferencias Regionales
Todas las regiones, excepto África, muestran una mejora de las perspectivas en comparación con la previsión anterior. Sin embargo, persisten fuertes diferencias.
Asia-Pacífico: Se espera que las compañías de Asia-Pacífico experimenten un beneficio de 5.200 millones de dólares. Esta previsión es mejor en comparación a los 3.000 millones de dólares registrados durante el pico en 2007, y representa el doble de los 2.200 millones previstos anteriormente. Esta fuerte mejora se basa en un fuerte crecimiento del mercado y un aumento del rendimiento. Este nuevo empuje es particularmente importante para las compañías de esta región, donde puede llegar a significar hasta el 40% de los ingresos. La mejora del 23,5% del denso volumen del tráfico Premium dentro de la región de Asia, debido a un resurgimiento de los viajes de negocios, es otro de los factores concluyentes.
Europa: En comparación con la previsión de junio, las perspectivas para las compañías europeas han mejorado, reduciéndose las pérdidas previstas de 2.800 millones de dólares a 1.300 millones. Las ganancias se atribuyen, principalmente, al tráfico en Europa, impulsado por la debilidad de la moneda, que ha estimulado las exportaciones y mejorado el mercado de carga.
La constante fragilidad de la economía europea y la falta de confianza del consumidor siguen influyendo negativamente en el tráfico de pasajeros.
Norteamérica: Se espera que las compañías norteamericanas alcancen los 3.500 millones de dólares frente a los 1.900 millones previstos con anterioridad. Las compañías estadounidenses redujeron significativamente la capacidad a raíz de que el precio del combustible se disparara en 2008, y han mantenido una postura prudente a la hora de restablecer la capacidad durante este año. La economía de EE.UU. y el consecuente incremento tanto del transporte aéreo como de carga están creciendo a un ritmo superior respecto a Europa. Como resultado, las compañías
estadounidenses están experimentando un aumento del rendimiento mucho mayor que en otras regiones.
Latinoamérica: Las compañías latinoamericanas siguen beneficiándose de la fuerte
recuperación económica de la región, en particular, el sur de la región, disparándose el mercado
de carga, los viajes y la rentabilidad. La previsión de la rentabilidad ha mejorado ligeramente, de
900 millones de dólares a los 1.000 millones.
Oriente Medio: Las compañías de Oriente Medio se están beneficiando de las fuertes
economías regionales y de una mayor cota de mercado de larga distancia. A diferencia de los
dos últimos años, la capacidad aumenta más despacio que la demanda en 2010, elevando los
factores de capacidad y resultando en una mejor rentabilidad. Se espera que las compañías de
la región experimenten un aumento de sus beneficios de forma significativa, desde los 100
millones de dólares a los 400 millones.
África: Las perspectivas para las compañías africanas permanecen igual que en la previsión
anterior – 100 millones de dólares de beneficio.


Mirando hacia 2011
Se espera un crecimiento más débil para el sector de la aviación en 2011. El impacto del repunte tras la recesión debido a la reposición de inventarios se va a disipar. El gasto del consumidor no será suficiente ya que el nivel de desempleo sigue siendo elevado y la confianza del consumidor es baja en Europa y América del Norte. El transporte de pasajeros y el mercado de carga se mantendrán fuertes en las regiones de Asia, Oriente Medio y América del Sur, pero estas regiones no pueden sostener el crecimiento global en 2011.

Se espera un ritmo de crecimiento inferior para mantener el control sobre los costes, y que el precio del petróleo se mantenga constante a 79 dólares/barril. Se prevé una reducción del 5% del crecimiento del sector aéreo, en línea con la tendencia histórica. Sin embargo, el aumento de las entregas de aviones (1.400) mpulsará la capacidad hasta el 6% por encima de las mejoras de la demanda prevista. La caída de los factores de ocupación eliminará la posibilidad de un aumento del rendimiento, que dará lugar a una situación más desafiante.


“Este año (2010) está siendo lo mejor posible dadas las circunstancias del ciclo. Los gobiernos no tienen dinero para impulsar la recuperación económica. El desempleo sigue siendo elevado y la confianza empresarial se debilita. Y nosotros esperamos que el 3,2% de crecimiento del PIB en 2010 caiga hasta el 2,6% en 2011. Como resultado, 2011 aparece ante nosotros más austero. Veremos caer la rentabilidad hasta los 5.300 millones de dólares con un margen del 0,9%”, apuntó Bisignani.

Edición: José Fernández