dreamair

Las empresas españolas optan por la «compra inteligente» como vía para optimizar los viajes de negocios

El presidente de Vueling, Josep Piqué, ha presentado hoy en Barcelona un estudio en el que se analiza a partir de una encuesta los comportamientos de los pasajeros de negocios en España en el contexto de crisis que vivimos y de los cambios de hábitos de las empresas. El estudio se ha elaborado entre Vueling y GEBTA (Guild of European Business Travel Agents), que agrupa a agencias de viajes especializadas en atender a este tipo de profesionales.

 

Para confeccionar el estudio se realizó una encuesta a 468 profesionales que volaron al menos cuatro veces entre junio de 2009 y junio de 2010.  Uno de los datos más relevantes que se ha extraído es que las empresas españolas han optado por establecer nuevas políticas de viaje que potencien la «compra inteligente» (optimización de los costes y el tiempo) y de esta manera conseguir mejorar el gasto relativo a los desplazamientos realizados por motivos de negocio.

Según el estudio, el precio es un motivo importante a la hora de decidir viajar con una aerolínea u otra. Sin embargo, la encuesta pone de manifiesto que existen otros valores también determinantes (frecuencias horarias, aeropuertos de primera categoría, embarque preferente, utilización del móvil para embarcar) a la hora de establecer las preferencias entre las diferentes compañías que operan en nuestro país. Los pasajeros de negocios afirman la creciente importancia que tiene para ellos todas las prestaciones que mejoren la eficiencia de sus desplazamientos en términos de gestión del tiempo.

 

Otra conclusión relevante es que el pasajero de negocio busca soluciones que le permitan aprovechar y gestionar su tiempo al máximo y adaptarse a las necesidades y objetivos de la empresa y sus políticas de viaje. En este sentido la flexibilidad para poder realizar cambios de última hora o el volumen de frecuencias y los horarios se tienen cada más en cuenta. Sobre las pernoctaciones, del estudio se deduce que existe la tendencia a evitarlas en la medida de lo posible.

 

En este sentido Josep Piqué dijo que su compañía cuida los trayectos que más utiliza el pasajero de negocio y que por este motivo en 20 rutas ofertan al menos dos vuelos diarios, mientras que en el trayecto Barcelona – Madrid pasarán en breve plazo de 10 a 12 frecuencias al día. Sobre la línea de AVE entre ambas capitales dijo que el tren se lleva el 50% de cuota de mercado y que las aerolíneas compiten por el 50% restante.

 

Perfil de pasajero de negocio

Sobre el perfil y el comportamiento del pasajero de negocio, el informe indica que se trata de varón de entre 25 y 44 años de edad cuya situación laboral es de trabajador por cuenta ajena y del que un 64% ha realizado al menos un vuelo al mes por viaje de negocios en el año 2009 (11 viajes al año, se descuenta el mes de vacaciones). El 90% posee una gran poder de decisión sobre la aerolínea con la que quiere volar incluso dentro de la empresa.

 

Por otra parte, el 51% de las empresas del viajero de negocios prevén realizar este año los mismos viajes que en 2009 y el 48 % han modificado la política de viajes debido a la situación económica destacando la reducción de viajes (26%) y preferencia por compañías con tarifas económicas (26%). La mayoría son profesionales encuadrados en empresas con más de 200 empleados. La encuesta reveló que las aerolíneas preferidas son Iberia, Vueling y Lufthansa.

 

En la rueda de prensa, el responsable de GEBTA subrayó que aunque las encuestas revelaron una posible disminución este año de los viajes de negocios, la tendencia en los últimos meses es bastante positiva, con lo cual al final del ejercicio se prevé que se incrementen con respecto a 2009. Una parte significativa de este aumento procedería de los vuelos internacionales, donde a diferencia de los vuelos domésticos se detecta que la demanda es más dinámica, previsiblemente en consonancia con el mayor ritmo económico de los países de la zona euro.

 

Texto, fotos y edición: José Fernández