dreamair

Iberia reduce el tiempo de entrega de los equipajes especiales

Foto: Iberia

El 70% de los equipajes especiales facturados por los clientes de Iberia en los vuelos destino Madrid pueden ser recogidos a su llegada en las cintas normales de la sala de llegadas de la T4, junto con el resto de equipajes. Los equipajes especiales son aquellos que, por sus dimensiones superiores al estándar, no pueden ser transportados a través del sistema de tratamiento de equipajes del aeropuerto, requiriendo un tratamiento manual que en la mayoría de los casos supone mayores esperas para su recogida. 

Con el objetivo de posibilitar el tratamiento automatizado de estos equipajes a través del sistema de la T4, Iberia ha adquirido unas nuevas bandejas de mayor tamaño, adaptadas a las características de la mayoría de los equipajes especiales, como  palos de golf, carros de bebé, tablas de bodyboard, entre otros. Ello redunda en un doble beneficio para el cliente: 

• Reducción del tiempo de espera para la recogida de equipaje
• Recogida de todo el equipaje por una misma cinta

 La puesta en operación de las nuevas bandejas en la T4 ha requerido una importante labor previa, a fin de asegurar la compatibilidad de su diseño con las características específicas del sistema de tratamiento de equipajes. De este modo, se han realizado diversas pruebas operativas para garantizar que no se producen bloqueos las cintas ni vuelcos de las bandejas en las diferentes intersecciones, ángulos y pendientes de los viales del sistema de tratamiento. 

Ágora, el plan que está cambiando la T4 

La entrada en operación de las nuevas bandejas se ha desarrollado dentro del proyecto Ágora, el plan estratégico de la compañía para convertir su operación en la T4 en un hub de referencia. Los tres grandes objetivos del proyecto Ágora son incrementar la puntualidad, mejorar la experiencia de viaje del cliente, y ser más eficientes.

Automatizar y agilizar el tratamiento de los equipajes especiales entronca perfectamente con los dos últimos, pues para el cliente supone menores esperas en su recogida y, al mismo tiempo, a la compañía le permite optimizar los recursos destinados al tratamiento de equipajes.