dreamair

Airbus DS construirá para la ESA la nave espacial JUICE, que explorará Júpiter y sus lunas

Momento de la firma del contrato / Airbus Defence and Space

Momento de la firma del contrato / Airbus Defence and Space

La Agencia Espacial Europea (ESA) y Airbus Defence and Space, firmaron ayer en Toulouse (Francia) un contrato por 350 millones de euros relativo al desarrollo y fabricación de la nave espacial JUICE (JUpiter ICy moons Explorer).

El contrato se firmó en presencia de Álvaro Giménez, director de Ciencia y Exploración Robótica de ESA, y Eric Béranger, responsable de Programas en Space Systems de Airbus Defence and Space. JUICE es la primera gran misión del programa Cosmic Vision de ESA. Su lanzamiento está previsto para 2022.

«Apoyándose en el conocimiento acumulado en nuestros centros de Toulouse (Francia), Friedrichshafen (Alemania), Stevenage (Reino Unido) y Madrid (España), el equipo de proyecto de Airbus Defence and Space ya está trabajando a toda velocidad para suministrar el primer equipamiento, previsiblemente en el verano de 2016», declaró François Auque, responsable de Space Systems. «Seremos el contratista principal al frente de un consorcio industrial formado por más de 60 compañías europeas y el proceso de selección de subcontratistas ya ha empezado y finalizará en 2017. Cuando el proyecto haya alcanzado su punto álgido alrededor de 2017/2018, hasta unas 150 personas estarán trabajando en el equipo principal del proyecto», añadió Auque.

Misión europea a Júpiter y sus lunas

JUICE es la primera misión europea a Júpiter; su hilo conductor es estudiar la aparición de mundos habitables en torno a los gigantes gaseosos. JUICE investigará el sistema joviano, centrándose en sus lunas heladas y los mundos oceánicos que quizá alberguen Europa, Ganimedes y Calisto. La misión también analizará el sistema joviano enfocándose en dos temas principales: La exploración de zonas habitables comprendidas en los satélites galileanos y la exploración del sistema de Júpiter como arquetipo de gigantes gaseosas.

Recreación de la nave JUICE en el sistema joviano

Recreación de la nave JUICE en el sistema joviano

Tras su lanzamiento con un Ariane 5, JUICE viajará durante siete años y medio haciendo un uso exhaustivo de maniobras de asistencia gravitatoria (para ahorrar combustible y energía) en torno a la Tierra, Venus y Marte antes de llegar al sistema joviano. Tras su inserción en la órbita de Júpiter, JUICE efectuará múltiples sobrevuelos para completar un exhaustivo recorrido orbital a lo largo de tres años y medio. A su término, JUICE se colocará en órbita en torno a Ganimedes, convirtiéndose así en el primer ingenio espacial que entre en órbita alrededor de un satélite helado del Sistema Solar exterior. El complejo perfil de la misión contará con el apoyo de cámaras de navegación específicas a bordo de la nave.

Para llevar a cabo su misión científica, portará diez instrumentos que abarcan una amplia gama de técnicas de medición (óptica, submilimétrica, radar, altímetro láser, magnético-eléctrica, sensores de plasma y de partículas y ciencia de radio). Para evitar cualquier perturbación al funcionamiento de los instrumentos científicos, su nivel de “limpieza” magnética no tendrá precedentes.

JUICE pesará cinco toneladas y media. Del aporte energético se encargará un gran panel solar de 97 m2, el mayor construido para una misión interplanetaria. Esto asegurará la producción de energía suficiente incluso en el entorno de baja exposición solar de Júpiter.

Airbus Defence and Space cuenta con una experiencia sin par en el diseño y construcción de naves espaciales de exploración científica, habiendo participado en todas las misiones interplanetarias europeas. Su historial incluye misiones a Venus (Venus Express), Marte (Mars Express), Titán (Huygens), y al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko (Rosetta). En la actualidad la empresa está construyendo misiones al Sol (Solar Orbiter), Mercurio (BepiColombo) y Marte (ExoMars), además de todos los satélites ya terminados o en fase de fabricación para investigación de la Tierra (Swarm, CryoSat, Sentinel y muchos más…).

Todas estas misiones han permitido a Airbus Defence and Space desarrollar un conocimiento único en su género acerca de la autonomía, posibilitando a los ingenios espaciales ser autosuficientes durante fases de crucero de larga duración, como fue el caso en Rosetta, así como de una cuidadosa planificación de la limpieza electromagnética, que es fundamental en misiones como Swarm, la misión para la medición del campo magnético de la Tierra.