dreamair

El módulo Philae de la sonda Rosetta aterriza en el cometa 67P

Los responsables de la misión se felicitan / Vídeo ESA

Los responsables de la misión se felicitan / Vídeo ESA

A las 17:02 minutos de esta tarde se recibió en la sede de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Colonia (Alemania) la señal que confirmaba que el módulo Philae de la sonda Rosetta  había aterrizado en el cometa 67P, cuyo diámetros es de 4 km. Es un éxito sin precedentes que puede posibilitar conocer nuevos datos sobre el origen del Universo.

El momento se ha retransmitido en directo a través de la web de la ESA y se ha podido seguir al momento los rostros de alegría y felicitaciones entre los científicos que supervisan la buena marcha de la misión, además de direcivos de la ESA y políticos alemanes.

Alegría entre los científicos e ingenieros implicados en la misión Rosetta / Vídeo ESA

Alegría entre los científicos e ingenieros implicados en la misión Rosetta / Vídeo ESA

La sonda Rosetta se encuentra en la actualidad a unos 550 millones de kilómetros de la Tierra, en una órbita entre los planetas Marte y Saturno. Diez años después de su lanzamiento, y después de haber pasado tres veces cerca de la Tierra, el pasado agosto Rosetta se situó a un centenar de kilómetros del cometa 67P con el objetivo, cumplido hoy, de posibilitar el desecenso del robot científico Philae, para que durante los próximos meses esperemos que analice la composión del cometa y transmita la información recopilada.

Philae, fotografiada por la sonda Rosetta, al iniciar el descenso. Se observa que ya lleva las patas desplegadas

Philae, fotografiada por la sonda Rosetta, al iniciar el descenso. Se observa que ya había desplegado las patas y antenas / ESA

Si los aterrizajes de las sondas en la Luna y planetas son siempre complicados, la dificultad en este caso ha radicado en que al tener el cometa 67P poca atracción gravitatoria, se corría el riesgo de que al tocar el cometa saliese rebotado y se perdiese. Para ello, en las patas del módulo lleva unos arpones que debían fijalarlo a la superficie. Y decimos ‘debían’, porque parece ser que no han funcionado, aunque este aspecto de la llegada de Philae al cometa parece que no va a comprometer el éxito de la misión.

Los jefes de la misión, expectantes durante el descenso del módilo Philae / Vídeo ESA

Los jefes de la misión, expectantes durante el descenso del módilo Philae / Vídeo ESA

Además de la pionera proeza tecnológica que supone dejar a Philae en el cometa, la importancia de lo que ha ocurrido radica en que los cometas son unos cuerpos que se originaron cuando se formó el Sisema Solar, pues su antigüedad ronda los 4.500 millones de años. Los cometas son, por tanto, testigos de la evolución de nuestro sistema planetaria. Precisamente ellos, que no han evolucionado.

 

ESA

ESA

Noticia relacionada: “El módulo Philae aterriza en la superficie del cometa”, en www.elpais.com