dreamair

Lanzado con éxito el segundo satélite meteorológico europeo de órbita polar

metop-b

Lanzamiento del satélite / Foto: Agencia Espacial Europea

El segundo satélite de la familia MetOp fue puesto en órbita ayer tarde por un lanzador ruso Soyuz, que despegó desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán. MetOp-B garantizará la continuidad de los servicios de predicción meteorológica y de monitorización de la atmósfera que su predecesor, MetOp-A, ha estado proporcionando desde el año 2006. Este primer satélite, que orbita la Tierra de polo a polo 14 veces al día, ya ha superado la vida útil para la que había sido diseñado.

El lanzador Soyuz-Fregat despegó ayer a las 16.28 GMT. Unos 69 minutos más tarde la etapa superior Fregat liberaba al satélite en una órbita polar a 810 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, mientras sobrevolaba el archipiélago de los Kerguelen en el Océano Índico.

El satélite MetOp-B, parte del Sistema Polar de EUMETSAT (EPS), está ahora bajo el control del Centro de Operaciones de la ESA en Darmstadt, Alemania.

A lo largo de los próximos días los técnicos de la ESA comprobarán el correcto funcionamiento de todos los sistemas del satélite antes de transferir su control a EUMETSAT, también ubicada en Darmstadt. EUMETSAT se encargará de la fase de puesta en servicio de la carga útil, tras la que el satélite podrá comenzará las operaciones rutinarias junto a MetOp-A.

«El lanzamiento del segundo satélite MetOp ha tenido lugar apenas dos meses y medio después del lanzamiento de MSG-3, lo que refleja la vitalidad del programa europeo de satélites meteorológicos, desarrollado conjuntamente por la ESA y EUMETSAT», declaró el Director General de la ESA, Jean-Jacques Dordain. «El hecho de que la ESA ya esté trabajando en la próxima generación de satélites muestra el fuerte compromiso de los Estados miembros de ambas organizaciones, que permitirá seguir recogiendo datos que nos ayudarán a mejorar las predicciones meteorológicas y a estudiar y comprender mejor el cambio climático. Estos servicios están demostrando día a día los beneficios económicos y sociales de la inversión en infraestructura espacial».

“MetOp-B entrará en servicio mientras MetOp-A continúa activo, lo que nos permitirá garantizar la continuidad de los servicios sin ningún tipo de interrupción. En paralelo, ya estamos trabajando con EUMETSAT en el desarrollo de la segunda generación de satélites meteorológicos de órbita polar», explicó Volker Liebig, Director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA.

Al contrario que los satélites Meteosat, que observan prácticamente la mitad del planeta desde su posición orbital a 36.000 kilómetros sobre el Golfo de Guinea, los satélites MetOp trabajan en una órbita mucho más baja y sobrevuelan todo el planeta, lo que también les permite recoger datos sobre la atmósfera.

Los satélites MetOp y Meteosat, además de proporcionar servicios de predicción meteorológica, forman parte de la iniciativa de la ESA para la monitorización del clima, en la que también participan los satélites experimentales ‘Earth Explorer’.

Desde el año 2009 ya se han lanzado tres ‘Earth Explorers’: GOCE, diseñado para trazar un mapa del campo gravitatorio de la Tierra; SMOS, dedicado al estudio del ciclo del agua en nuestro planeta; y CryoSat, la primera misión en monitorizar los cambios en el espesor del hielo. Los preparativos de los próximos satélites de esta serie continúan según lo previsto.

El año que viene la ESA comenzará a desplegar la familia de satélites ‘Sentinel’, que vigilará la evolución del clima y del medioambiente dentro de la iniciativa GMES (Monitorización Global del Medioambiente y la Seguridad) de la Comisión Europea.