dreamair

La base aérea de Albacete acogió a 90 spotters

El Programa de Liderazgo Táctico (TLP) y la Oficina de Relaciones Sociales y de Comunicación del Ejército del Aire organizaron una jornada de spotters el 8 de febrero en la Base Aérea de Albacete, coincidiendo con la celebración del primer curso del año (TLP 2012-1), a la que acudieron más de 90 fotógrafos profesionales y spotters aficionados procedentes de todas las provincias españolas y de varios países europeos. Durante la jornada se pudieron observar las operaciones aéreas de uno de los cursos más importantes que ha celebrado el TLP desde que se trasladó a Albacete.

La jornada comenzó a las once de la mañana con la entrada a la base de los fotógrafos. Una vez superados los pertinentes controles de seguridad, fueron recibidos por el jefe del Ala 14, coronel Del Cid, y el jefe del TLP, coronel Bengoechea, que les dieron la bienvenida y agradecieron su asistencia. Tras recibir un briefing sobre las normas de conducta que deberían de cumplir los asistentes, se procedió a la plataforma donde estaban estacionados los más de 30 cazas de diferentes modelos y procedencia que tomaban parte en este curso.

Los asistentes pudieron fotografiar Mirage 2000D, Mirage 2000C y Rafale de la fuerza aérea francesa, F-16AM de las fuerzas aéreas Holandesa y Belga, Tornados de la fuerza aérea alemana, Super Etendart Modernizados (SEM) de la marina francesa, Eurofighter Typhoon de la fuerza aérea italiana, F-16C de la fuerza aérea de estadounidensse, Harrier de la marina italiana y EF-18M del Ejército del Aire español.

F-16AM belga

Tras visitar la plataforma de vuelo del TLP, fueron conducidos a uno de los refugios de la base para poder ver la exhibición de la panoplia de armamento de un Mirage F-1M del Ala 14. Allí el comandante Caamaño, jefe del escuadrón de mantenimiento del Ala 14, explicó con todo lujo de detalles las capacidades y características de este emblemático avión de caza, y respondió amablemente a las múltiples preguntas que le formularon los asistentes.

A las 14 horas, los spotters fueron trasladados a las instalaciones recreativas del TLP donde almorzaron antes de ir a las pistas para presenciar las operaciones aéreas de la jornada. Una vez situados junto a la pista, pudieron presenciar el despegue y posterior aterrizaje de los 29 cazas y 4 helicópteros que tomaron parte en la misión prevista para ese día.

Los fotógrafos abandonaron la base después de las 18 horas tras una intensa jornada aeronáutica, en la que la buena meteorología, la amabilidad y buen hacer de todo el personal del Ejército del Aire y del TLP, unidos a la increíble variedad y calidad de medios aéreos presentes, la convirtieron en todo un éxito. El comentario unánime de todos los presentes era el deseo de que jornadas como esta tuviesen lugar con mayor frecuencia.

Texto: Alejandro Afonso / thefightercommunity.com vía web del Ministerio de Defensa

Fotos: Ministerio de Defensa