dreamair

Más de 3.000 personas participaron en la jornada de puertas abiertas del Aeroclub de Castellón

El Aeroclub de Castellón celebró el sábado 9 de julio de 2011 una Jornada de Puertas Abiertas a beneficio de la Fundación Síndrome de Down. Esta jornada tuvo lugar en el Aeródromo del Pinar, su desarrollo estaba previsto  de 9:30 a 14:00 horas, aunque se amplió hasta las 16:00 horas debido a la gran afluencia de público, desarrollándose incluso algunos vuelos adicionales hasta las 19:00 horas. 

La entrada al Aeródromo fue libre, como es habitual. La afluencia de público fue continua y masiva a lo largo de toda la jornada, superándose los 3.000 visitantes.


 

El Aeroclub realizó una serie de vuelos, de unos diez minutos de duración como “bautismos del aire”, repartiendo unos tickets a modo de turno o tarjeta de embarque a cambio de un donativo mínimo simbólico destinado íntegramente para la Fundación Síndrome de Down de Castellón.

El reparto de estas tarjetas de embarque finalizó sobre las 12:30 horas y el horario de los vuelos se amplió dos horas más para permitir que un mayor número de gente disfrutara de esta actividad. Finalmente, se pudieron realizar 300 bautismos del aire, en su mayoría para niños.

Se habilitó una gran zona acotada en la que los visitantes pudieron acercarse a muchas y diferentes aeronaves, tanto deportivas como de trabajos aéreos, en exhibición estática, junto a las que el personal disponible ofreció todo tipo de explicaciones, atendió dudas y facilitó la posibilidad de realizar fotografías. En dicha exhibición estática participaron, además de las aeronaves del Aeroclub, las de las empresas de trabajos aéreos que allí operan: avionetas y helicópteros ligeros, ultraligeros, alas delta, aviones y helicópteros de extinción de incendios, sanitarios y emergencias, así como maquetas de radio control.

Los visitantes tuvieron a su disposición un simulador de vuelo profesional, cortesía de Future Platone, que permitió al público experimentar en primera persona la experiencia de pilotar un avión. Los más pequeños, pudieron jugar en 3 castillos hinchables, cortesía de Saltirelles.

Saltos de paracaidistas

No obstante, la actividad normal de vuelo en el aeródromo continuó de forma paralela. Los visitantes pudieron disfrutar de una intensa actividad paracaidista, ya que Skytime, escuela de paracaidismo con la que el Aeroclub desarrolla la actividad de saltos, realizó 15 vuelos a lo largo del día con un total de 105 saltos en paracaídas (individuales y tándem). También estuvo operando un avión de arrastre de carteles publicitarios, así como los efectivos de emergencia y sanitarios.

Más de 35 aeronaves procedentes de otros aeroclubs se sumaron a esta jornada festiva. Se organizó para estas tripulaciones y para los pilotos locales un almuerzo y una comida en la zona de hangares. El número total de aeronaves que se congregó en el aeródromo fue significativo, ya que estos visitantes se sumaron a las 30 aeronaves con base en Castellón que participaron en la Jornada (en vuelo o en exhibición estática).

370 operaciones aéreas

Por la excepcionalidad del día, se realizaron durante la jornada 370 operaciones de vuelo. Una cifra realmente expectacular (sólo Barajas, El Prat y Palma de Mallorca tienen en España una media diaria de operaciones superior), que resulta todavía más expectacular si tenemos en cuenta que hubo que coordinar períodos alternos de vuelo y actividad paracaidista. Las características de las aeronaves utilizadas, aviones y helicópteros ligeros y ultraligeros, junto la buena meteorología y a un trabajo excelente del control/asesoramiento de radio en el aeródromo, permitieron realizar esta intensa actividad respetando en todo momento todas las condiciones de seguridad.

El objetivo de esta jornada era mostrar a los ciudadanos de la provincia de Castellón el apasionante mundo de la aeronáutica, ya que el principal fin del Aeroclub es la Enseñanza y práctica de la aviación deportiva, así como la difusión de la afición aeronáutica. Pero se aprovechó también la jornada para apoyar una buena causa, la importante labor que desarrolla la Fundación Síndrome de Down de Castellón. Se recaudaron 2.903 euros, que se destinaron íntegramente a la Fundación.

La jornada culminó con un sorteo de obsequios facilitados por colaboradores, incluyendo billetes de avión a Canarias o Europa, estancias en hoteles rurales con encanto, en Benidorm y Calpe y masajes, así como dos vuelos de iniciación y dos saltos en paracaídas (tándem).

Más de 80 voluntarios

La jornada no hubiera sido posible sin la participación de un gran número de voluntarios, tanto del aeroclub como de la Fundación Síndrome de Down, empresas que operan en el Aeródromo del Pinar y otros colaboradores. Más de 80 personas trabajaron desinteresadamente durante la celebración de la jornada para atender al público, realizar las actividades aéreas, mostrar las aeronaves en exhibición estática y tantos pequeños –pero imprescindibles- detalles adicionales.

También cabe destacar y agradecer especialmente la presencia y colaboración del Consorcio Provincial de Bomberos y del personal sanitario del SAMU, junto al helicóptero medicalizado y su ambulancia de apoyo. Estos profesionales no sólo participaron en la exposición estática sino que, junto a efectivos de la Policía Municipal, velaron por la seguridad de todos los participantes.

La jornada no hubiera tenido sentido sin el público asistente. La masiva participación registrada, con presencia de público procedente no sólo de toda la provincia de Castellón, sino también del resto de España, junto a su respuesta ante las actividades realizadas convirtieron esta jornada en una gran fiesta de la aviación. El Aeroclub de Castellón agradece a todos y cada uno de los visitantes su presencia y apoyo.

Edición: JFG – Fotos: Aeroclub de Castellón