dreamair

La Fundación Aena expone en el Aeropuerto de Girona-Costa Brava 26 maquetas de aviones históricos

El autor de las maquetas trabajó en la Hispano Suiza de Guadalajara

El autor de las maquetas trabajó en la Hispano Suiza de Guadalajara

La Fundación Aena ha instalado en el edificio terminal del Aeropuerto de Girona-Costa Brava una exposición monográfica que, a través de 26 maquetas, traza un completo recorrido histórico desde 1911 hasta la actualidad. La muestra, titulada Un siglo de la industria aeronáutica española, se mantendrá hasta el 25 de julio y está abierta a todo el público que desee visitarla.

Cuidadas hasta el último detalle, estas reproducciones deben su autoría a Marcelino Viejo, un apasionado de la aeronáutica que, aprovechando el bagaje adquirido durante su carrera profesional, trasladó a pequeña escala algunos de los modelos más representativos que este sector ha dado durante el último siglo en España.

El autor empezó a trabajar en la Hispano Suiza de Guadalajara en 1923 y se jubiló, más de medio siglo después, en las instalaciones sevillanas de Construcciones Aeronáuticas (CASA), hoy integrada en el consorcio europeo EADS. La Fundación Aena adquirió sus maquetas en 1998 y, desde entonces, se encarga de su conservación y divulgación, así como de la incorporación de nuevas piezas significativas.

La colección de aviones arranca con la versión fabricada en Valencia el año 1911 del Bleriot X. Este histórico avión, fabricado por Louis Bleriot fue el primero en atravesar el Canal de La Mancha y en 1910 protagonizó los primeros vuelos de la aviación que tuvieron lugar en diversas capitales españolas.

Foto: Aena

Foto: Aena

Otros referentes emblemáticos de la muestra son el Autogiro la Cierva y el Breguet XIX Cuatro Vientos. El autogiro es un híbrido entre el aeroplano y el helicóptero, que fue inventado por el ingeniero español Juan de la Cierva. El Breguet XIX, por su parte, se fabricó en los talleres de CASA en Getafe, y en junio de 1933 realizó un vuelo entre Sevilla y Camagüey (Cuba) sin hacer una sola escala.

También hay una reproducción del globo dirigible que patentó en 1906 el ingeniero y matemático Leonardo Torres Quevedo. Fabricado por la sociedad Astra en París, realizó su primer vuelo con éxito en 1911 y resultó la aeronave más estable, rápida y segura de su tiempo. El broche a la colección lo ponen el hidroavión Dornier, producido en 1934 en la factoría de CASA en Cádiz, y el último modelo del CN-235 de EADS-CASA para Salvamento Marítimo.

Muestra itinerante

Tras su paso por el Aeropuerto de Girona-Costa Brava, la exposición se trasladará al Aeropuerto de Barcelona-El Prat, donde se instalará del 26 de julio al 5 de septiembre. Finalmente, la muestra realizará una última parada en el Aeropuerto de Reus entre el 6 de septiembre y el 21 de octubre.

Un poco de historia

España fue uno de los países pioneros en la fabricación de aviones, después de que el 17 de diciembre de 1903 los hermanos Wright demostraran que el hombre podía volar en un objeto más pesado que el aire. Ya en 1911 se construyó en Valencia un Bleriot XI, y ese año supuso el pistoletazo de salida al “nacimiento” de una larga saga de diseñadores, ingenieros y fabricantes, que realizaron aportaciones determinantes para la industria aeronáutica. Jorge Loring, Ortiz-Echagüe, Emilio Herrera o Juan de la Cierva figuran entre ellos.