dreamair

El Aeropuerto de Sevilla acoge la grabación de un documental sobre el vuelo histórico de la Patrulla Elcano a Manila

Foto: Aena

El Aeropuerto de Sevilla está siendo escenario estos días de la grabación de un documental sobre el vuelo histórico que la Patrulla Elcano realizara a Manila en 1926. Este trabajo servirá para promocionar el raid solidario que están organizando tres militares del Ejército del Aire, que emularán la hazaña en un avión de características similares al utilizado entonces.

Aunque el vuelo partió del aeródromo madrileño de Cuatro Vientos, el raid saldrá desde el Aeropuerto de Sevilla como reconocimiento al papel que la capital hispalense ha jugado en algunas de las experiencias más emblemáticas de la aviación durante el último siglo.

Así lo explican los artífices de la iniciativa, el granadino Diego Manuel Coca, el leonés David Neira y el sevillano José Maqueda. Todos ellos participan en el documental que, en lo que al ámbito aeroportuario se
refiere, aborda desde la reunión preparatoria de la operación (consulta de mapas, meteorología…), hasta la tramitación del plan de vuelo, las inspecciones del avión previas al despegue o su puesta en marcha.

Para la grabación, se ha utilizado una aeronave Cessna 172, pero en el raid se empleará el modelo 206. La intención de los organizadores es que el avión llegue a Manila con el menor número de horas de vuelo posible, ya que, una vez allí, se procederá a subastarlo para que la ONG Fundeso destine los recursos obtenidos a programas de desarrollo en Filipinas.

Una aventura de 26 etapas

El viaje se ha planteado en 26 etapas, y las dos primeras tendrán como escenario tierras andaluzas (Sevilla-Almería y Almería-Argel). El trazado, no obstante, variará un poco en relación con el que siguió la Patrulla Elcano, debido a la dificultad que tiene entrar en el espacio aéreo de algunos países que en estos momentos viven tensiones geopolíticas.

El Cessna 206 en el que se realizarán los vuelos se asemeja al Breguet XIX que protagonizó la gesta de 1926 -ala alta, tren fijo y monomotor de pistón-, aunque se incorporará un depósito extra de combustible y se reforzará el motor.

En la actualidad, los promotores del proyecto están recabando el apoyo de patrocinadores que contribuyan a financiarlo, habiendo contactado ya con grandes firmas de sectores como el aeronáutico o el energético.