dreamair

Cessna firma acuerdos estratégicos con la empresa de China AVIC

Fabricación del Cessna Citation Mustang, el jet más pequeño de la compañía

Cessna y la Corporación de Industria de Aviación de China (AVIC) han firmado dos acuerdos estratégicos para desarrollar conjuntamente la aviación general y de negocios en la República Popular de China. Los acuerdos allanan el camino para que toda la gama de aviones que fabrica Cessna en Estados Unidos acaben produciéndiose en China, dosde el Cessna 162 -que ya se produce en la potencia asiática-, hasta los jets ejecutivos, según un comunicado divulgado por Cessna el pasado 23 de marzo. En el mismo no se menciona el futuro de las plantas de producción que Cessna tiene en Wichita (Kansas; EEUU).



Mediante el primer acuerdo entre AVIC y Cessna, empresa propiedad del consorcio estadounidense Textron, se pretende crear empresas mixtas que contribuyan a la formación de profesionales en China y, especialmente, la creación de una red de apoyo a la aviación general.

Foto: Cessna

El segundo acuerdo es un convenio de colaboración específico entre Cessna, AVIC, Aviation Techniques Co (ATT) y el gobierno de Chengdu para entablar negociaciones que desemboquen en la creación de una empresa conjunta para producir los aviones ejecutivos de Cessna. También, se contempla la creación de un jet específico para las necesidades específicas de China.

Scott Ernest, presidente CEO de Cessna manifestó que “estamos muy contentos de participar en estos acuerdos estratégicos. El potencial de mercado de China es enorme y por lo tanto representa una gran oportunidad para Cessna. China reconoce que la aviación general es la base para apoyar sus necesidades nacionales de transporte aéreo en el futuro”. Según el comunicado, en 2013 se deberían ya de concretar y poner en marcha estos proyectos, meidante la creación de empresas conjuntas.

Estos acuerdos estratégicos se producen después de que la salud económica de Cessna se haya deteriorado a causa de la crisis global, que ha comportado despidos y un brutal descenso de la producción y pedidos. En abril de 2011 Textron cesó al presidente de Cessna, Jack Pelton, al constatarse que en el primer trimestre de 2011 había registrado contra pronóstico 38 millones de dólares de pérdidas.