dreamair

LOS ATASCOS Y LA INSEGURIDAD CIUDADANA CONVIERTEN A SAO PAULO EN EL PARAÍSO DEL HELICÓPTERO

 

Sao Paulo, capital financiera de Brasil, con una población que ronda los 20 millones de habitantes, se ha convertido desde hace unos años en el paraíso del helicóptero, pues 215 rascacielos están coronados por helisuperficies. La capital cuenta con dos helipuertos, Helipark y Helicidade y desde 2004 dispone de un centro de control específico para regular los 200 vuelos que se producen de media diaria, lo cual arroja unas 73.000 operaciones al año.

El auge del helicóptero se debe principalmente a la violencia que registra la ciudad y a la congestión del tráfico de vehículos. Se calcula que Sao Paulo cuenta con una flota de tres millones de coches. Las muertes violentas han experimentado un notable descenso, pero la necesidad de usar el helicóptero no ha disminuido. En efecto, en 1999 se produjeron en Sao Paulo casi 13.000 muertes violentas, mientras que en 2008 la cifra se redujo a unos 3.500 homicidios. Los ejecutivos tienen metido el miedo en el cuerpo y, además, los atascos son enemigos de los negocios que pueden realizar. En este contexto, el helicóptero es una herramienta de trabajo, motivo por el cual tiene y tendrá un futuro asegurado.

También, hay que destacar que Sao Paulo cuenta con dos aeropuertos, Guarulhos International (casi 19 millones de pasajeros al año) y Congonhas (más de 15 millones). Existen diversas compañías especializadas en dar servicios a los ejecutivos, de forma que tras volar en avión, los ejecutivos y gente adinerada cogen el helicóptero para llegar al centro de la capital. La aerolínea TAM cuenta con la filial TAM Aviaçao Executiva, pero existen otras muchas compañías. Asimismo, merece destacarse la existencia de la Asociación Brasileña de Pilotos Helicópteros (ABRAPHE).

Una visita a su web, www.abraphe.org.br, nos aporta datos complementarios a través de la reproducción de una noticia que se publicó el pasado mes de junio en el diario «Folha de Sao Paulo».

 

La noticia se hacía eco del proyecto de ley aprobado por la «Cámara» -desconocemos si es la de la región o la del ayuntamiento-, para permitir sólo los vuelos de helicóptero sobre la ciudad entre las 7 y las 20 horas. Quedan exentos de esta norma los vuelos sanitarios y los de la policía y bomberos. Se informa que existe ya una prohibición que impide instalar un h

elipuerto a menos de 500 metros de colegios, centros de salud y antenas. Para evitar accidentes y ordenar el tráfico aéreo, se han establecidos sobre la ciudad diversas aerovías específicas para los aparatos.

 

La noticia da cuenta de que existen unos 325 helicópteros registrados en Sao Paulo y que de los 215 helipuertos, sólo 85 tienen permiso de la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC). Otros medios informativos elevan estas cifras al referise al “área metropolitana” de la capital, que tiene 20 millones de habitantes.

 

La nueva normativa limitaría a no más de 30 minutos los vuelos estacionarios de las cadenas de televisión, que acuden a filmar desde el aire algún suceso. Un portavoz de la asociación de pilotos se mostró de acuerdo en prohibir las operaciones nocturnas.

Por otra parte, todos los helipuertos deberán ponerse al día en la actualización de la normativa, lo cual podría comportar el cierre de algún helipuerto, pues se pretende que en un radio de 500 metros sólo haya una helisuperficie, y que allí donde exista un helipuerto hospitalario o policial, no pueda haber en menos de 500 metros un helipuerto civil. La ley daría periodos de 90 días para adaptar los helipuertos a los nuevos requerimientos, que deberá aprobarlos la ANAC.

 

Más información en El Blog de Sao Paulo y en Magazine Digital.

 

Texto, Edición y Foto: José Fernández