dreamair

El Aero Club Barcelona Sabadell recupera el Campeonato de Catalunya de Vuelo Acrobático

El Aero Club desplazó a La Seu-Pirineus tres aviones

El pasado fin de semana del 8 al 10 de Julio, el Aeropuerto La Seu-Pirineus acogió la segunda edición del Campeonato de Catalunya de Vuelo Acrobático, después de una sequía de 4 años desde que la primera se celebrara en 2007 en Igualada, coincidiendo con una manga de la Copa Triangular de Vuelo Acrobático.


La competición, organizada por el Aero Club Barcelona-Sabadell y la Federació Aèria Catalana, y patrocinada por Aeroports de Catalunya, reunió a 11 pilotos en el aeropuerto pirenaico que recuperó la actividad acrobática después de su extensa remodelación que lo ha convertido en un destino a tener en cuenta para volar a Andorra y el Alto Urgel.

Juan Socías junto a su avión

El Tigre y Frankestein

A los pilotos del Acrobatic Club Barcelona-Sabadell se les unió Juan Socías “Tigre”, piloto acrobático ilimitado mallorquín que se reincorpora a la competición después de una pausa de cuatro años, y lo hace con un avión acrobático diseñado por él mismo.

El Aero-Pirat (o “Frankenstein” para los amigos), es un pequeño avión monoplaza de apenas 200 Kg fabricado en aluminio y propulsado por un motor Rotax 912 de 80 caballos al que se le ha añadido un sistema de alimentación para vuelo invertido.

A pesar de su aspecto poco pulido debido al diverso origen de las piezas que lo componen, y a los problemas que tuvo con la bomba de aceite, Juan Socías demostró que en buenas manos es capaz de volar a altísimo nivel.

Vista de la plataforma de La Seu

Un prólogo con suspense

La llegada de la CAP-10B EC-FVK inició la actividad acrobática en el Aeropuerto de La Seu ya el Jueves con vuelos de entrenamiento. No fue hasta el Viernes a mediodía cuando, a contrarreloj y tras un gran trabajo del taller del Aero Club Barcelona-Sabadell, la Zlin Z-50LS EC-LGS realizó el vuelo de prueba en Sabadell después de una reparación de su depósito de combustible y pudo acudir a la competición, acompañada del Sukhoi 29 HA-YAS.

Así, el viernes a las 15h ya estaban los cuatro aviones listos para volar en La Seu, así como la mayoría de los pilotos y parte del equipo de organización de la prueba.

Una línea de jueces de lujo

Con aviones y pilotos listos para volar, llegaron Cástor Fantoba, que se prestó de manera totalmente altruista a hacer de entrenador/validador de los pilotos, así como de juez de la competición, y Javier Marquerie, que también quiso ayudar desinteresadamente e hizo las funciones de Director de Competición.

Así, el viernes ya comenzaron los primeros vuelos de entrenamiento radiados por el campeón de España alargándose hasta el ocaso.

El Sábado amaneció con nuevos vuelos de entrenamientos y un primer plan de vuelos de competición para la tarde, ya que a mediodía llegaron el resto de jueces: los pilotos ilimitados Juan Velarde y Anselmo Gámez, y el vocal de vuelo de radiocontrol de la Federació Aèria Catalana, Eladi Lozano, que, habiendo ayudado como voluntario en la Copa Triangular de Vuelo Acrobático, y tras realizar el curso de jueces, se incorpora a la disciplina del “vuelo acrobático con bicho dentro”.

Briefing de seguridad a los pilotos, y listos para comenzar.

Rafael Molina a los mandos de la Zlin

Pit Stop a lo Fórmula 1

Sin embargo, el plan tuvo que alterarse debido a un percance de la Zlin Z-50LS, que a un pinchazo en una toma tuvo que añadir la rotura de la cúpula mientras rodaba.

Por suerte, la combinación de la rapidez de reacción de Siscu, el mecánico de guardia del Aero Club Barcelona-Sabadell, y la existencia de repuestos en forma de cúpula y rueda de la ya “caducada” Zlin Z-50L EC-DLX, sumado a la colaboración del instructor Martin Klajman, que llevó a mecánico y repuestos a La Seu, hicieron que esa misma tarde la Z-50LS volviera a estar en vuelo.

Desgraciadamente, el piloto de avanzado David Membrives tuvo que irse esa misma tarde, por lo que no pudo participar en la competición. A su vez, y después de trabajar todo el día en él, Juan Socías arregló (al menos temporalmente) un problema de presión de aceite en su Aero-Pirat.

Rafael Molina fue segundo en Intermedio y Ernest Artigas primero en Elemental

Un domingo sin pausas

A pesar de que el Sábado se realizaron todos los vuelos de las categorías Elemental y del único piloto de Avanzado, los 12 vuelos de Deportivo e Intermedio debían hacerse en un máximo de 3 horas, lo cual hizo que el ritmo de competición fuera endiablado.

Vale la pena destacar en este momento el excelente trabajo del personal del Aeropuerto, ya que todo fueron facilidades por parte de Gemma, Dani, y Fernando en operaciones, así como de Siscu en los repostajes.

Tras los vuelos de competición, que dejaron algunas anécdotas en forma de récord de penalizaciones por vuelo bajo, figuras freestyle involuntarias, o la confirmación de la regla de oro de la acrobacia: el que más vuela, vuela mejor, se procedió a la entrega de trofeos, con las siguientes clasificaciones:

Categoría Elemental

1º Ernest Artigas “Tuckie”

2º Santi Feced “Pelofanta”

3º Álex Navarro

Categoría Deportivo

1º Javier Guevara

2º Xavier Olmo “Ed Harris”

3º Santi del Río “Low to the River”

Categoría Intermedio

1º Juan Socías “Tigre”

2º Rafa Molina

3º Carles Algué “Charles the Knife”

En categoría avanzado sólo participó un piloto (Daniel Ventura González), por lo que no se abrió para puntuaciones.

También se entregó la Copa Catalunya, a la mejor puntuación en porcentaje en un vuelo, sin distinción de categorías, con los siguientes resultados:

1º Javier Guevara

2º Xavier Olmo

3º Juan Socías

En Octubre en Santa Cilia de Jaca

Ahora la siguiente competición a nivel nacional tendrá lugar en Santa Cília, Jaca, del 7 al 9 de Octubre, donde los pilotos catalanes acudirán a intentar repetir los buenos resultados obtenidos en la Copa Triangular de Vuelo Acrobático.

Desde la organización de la prueba queremos agradecer enormemente la ayuda de Cástor Fantoba, Juan Velarde, Anselmo Gámez, Eladi Lozano, y Javier Marquerie, sin los cuales la prueba no podría haberse realizado, y la colaboración decidida de Aeroports de Catalunya.

Edición: JFG – Fotos: Ernest Artigas