dreamair

Las tripulaciones de 41 aeronaves civiles visitaron la Base Aeronaval de Rota

Foto: RACE

Foto: RACE

Entre el 20 y 22 de marzo las tripulaciones de 35 monomotores, tres bimorores y dos helicópteros visitaron la Base Naval de Rota (Cádiz), que es la única base aeronaval que tiene la Armada Española, conjuntamente con la Navy Americana.El eventó lo organizó el Real Aero Club de España y contó con la participación de 105 tripulaciones de España, Chile, Andorra, Francia y Bélgica.

Creemos que ha sido una magnífica oportunidad que no debía desperdiciarse, y el éxito ha sido enorme. Y a pesar de que no eran las mejores fechas por cuestiones de meteorología, la ocasión la determinaba la presencia del buque insignia de la Armada, el portaaeronaves “Juan Carlos I”.

El interés ha sido tan grande que la inscripción llego a estar en casi 50 aeronaves, y otras diez que en diferentes lugares de nuestra geografía aceleraban los trabajos mecánicos para estar a punto para el viaje.

Llegada a Rota

Por fin el 20 de marzo, día de concentración, los controladores de la Base Aero Naval de Rota (aproximación y torre), comenzaron a recibir las primeras llamadas de los participantes, cumpliéndose así la llegada en la ventana de entrada, entre las 15 y las 18 horas, que la organización, en coordinación con la Armada había diseñado.

Con una magnifica meteorología prácticamente en toda la península, llegan a la plataforma de la Flotilla de Aeronaves de la Armada, situada en la zona de levante de la enorme instalación de Rota, los inscritos en este Fly-In organizado por el Real Aero Club de España. A las 18 todos estaban en tierra, y las tripulaciones se iban concentrando en la cafetería del COMFLOAN.

A media tarde trasladaban a las primeras tripulaciones a un magnifico hotel local a la orilla del mar, donde pudieron descansar y esperar a los últimos llegados en animadas tertulias y corrillos aeronáuticos.

Visita a la base

La mañana del día 21 estuvo iluminada por un sol radiante, como no podía ser de otra manera, el cual nos acompaño durante toda la larga jornada, llena de magnificas y grandes emociones.

rota_2

Foto: RACE

A las 9:45, el vicepresidente Sr. Villalta, el Secretario General Sr. Bauza, acompañados por José Luis Olías, presidente del Real Aero Club de España, en representación de este y de todos los participantes, fueron recibidos por el Almirante Jefe de la Base, Sr. González-Aller, quien transmitió la bienvenida en nombre propio y en nombre del General Jefe del Estado Mayor de la Armada, a la Base de Rota.

A las 10:30, los participantes divididos en dos grupos debido a la alta participación, y acompañados por los oficiales de la Armada Srs. Israel y De la Cámara, dieron comienzo a una de las más intensas y largas jornadas efectuadas en visitas de este tipo.

Durante la mañana se visitaron los simuladores del Harrier y el Sea Hawk. También se pudieron ver las instalaciones de las diferentes escuadrillas de la Flotilla de Aeronaves: La 3ª (con los Bell AB-212), la 4ª (Cessna Citation), la 5ª (Sikorski SH-3 D/W), la 6ª (Hughes H500), la 9ª (Boeing AV-8B Harrier II Plus) y la 10ª (Sikorski SH-60B Lamps III). Comentario especial merece la visita al STEC (Survival Training and Emergency Center) donde se encuentra el simulador de amerizaje y rescate en alta mar de las tripulaciones caídas (Dunker), donde todos los presentes pudieron ver un simulacro de rescate.

A las 14:00, en el comedor del COMFLOAN, se efectúo un almuerzo para reponer fuerzas, presidido por el Capitán de Navío D. Ricardo Hernández y el presidente del Real Aero Club de España. A los postres ambos se intercambiaron unos recuerdos, incidieron en la histórica visita y su significado.

Foto: RACE

Foto: RACE

A la finalización, los participantes tuvieron otra ocasión única e irrepetible, ya que fueron recibidos en la parte americana por el mando Cheif in Comander Sr. Moran, quien tras saludar a todos los participantes, facilitó una visita a uno de los aviones de mayor poder de transporte logístico, el Boeing C-17 Globemaster, cuya espectacularidad sorprendió a todos.

Y para finalizar la maratoniana visita, los participantes se deslazaron a los muelles para visitar el buque insignia de la Marina española, el Buque de Proyección Estratégica “Juan Carlos I” (L-61), donde el Sr. Rodríguez, y la Teniente Sara, enseñaron el porta aeronaves a los asistentes, quienes quedaron tras la visita realmente encantados.

Tras haber sido tratados magníficamente por los anfitriones, los participantes fueron trasladados al hotel a descansar, pendientes eso si de la meteorología para el día siguiente, que no era muy buena, por un frente no muy activo que iba a cruzar la península.

Regreso a casa

El sábado 22 se llego a la Base a las 09:30. Ya con los planes de vuelo presentados, y todo listo para salir, entró el frente y la lluvia empezó a hacer acto de presencia. Tras una espera de casi toda la mañana y con la mejora del tiempo, los participantes fueron despedidos por el mando de la Flotilla de Aeronaves y comenzaron los despegues con destino a los cuatro puntos cardinales, no sin antes y como despedida especial, quedar todos sorprendidos por las evoluciones de un Boeing MV-22B Osprey usado por los Marines de los EEUU y actualmente desplegados en Morón y Rota.

El Real Aero Club de España organizo entre los días 20 a 22 de marzo una visita a la emblemática Base Naval de Rota (Cádiz), que es la única base aeronaval que tiene la Armada Española, conjuntamente con la Navy Americana. A esta visita acudieron 41 aeronaves (35 monomotores, 3 bimotores y 3 helicópteros) y sus 105 tripulantes, de toda la geografía nacional, y también de Chile, Andorra, Francia y Bélgica.

 

 

Esto se ha conseguido tras una serie de contactos y reuniones con el Jefe de Estado Mayor de la Armada. No hace falta señalar la importancia histórica de esta visita de los aviones de los aeroclubes asociados y afiliados al Real Aero Club de España, así como de otros muchos simpatizantes.

Creemos que ha sido una magnífica oportunidad que no debía desperdiciarse, y el éxito ha sido enorme. Y a pesar de que no eran las mejores fechas por cuestiones de meteorología, la ocasión la determinaba la presencia del buque insignia de nuestra Armada, el porta-aeronaves “Juan Carlos I”.

El interés ha sido tan grande que la inscripción llego a estar en casi 50 aeronaves, y otras diez que en diferentes lugares de nuestra geografía aceleraban los trabajos mecánicos para estar a punto para el viaje.

LLEGADA A ROTA

Por fin el 20 de marzo, día de concentración, había llegado y todos se dirigían rumbo a Rota, salvo aquellos que no habían conseguido finalizar los mantenimientos y siete inscritos que por diferentes razones se daban de baja.

Los controladores de la Base Aero Naval de Rota (aproximación y torre), comenzaron a recibir las primeras llamadas de los participantes, cumpliéndose así la llegada en la ventana de entrada, entre las 15:00 y las 18:00 horas, que la organización, en coordinación con la Armada había diseñado.

Con una magnifica meteorología prácticamente en toda la península, llegan a la plataforma de la Flotilla de Aeronaves de la Armada, situada en la zona de levante de la enorme instalación de Rota, los inscritos en este Fly-In organizado por el Real Aero Club de España. A las 18:00 todos estaban en tierra, y las tripulaciones se iban concentrando en la cafetería del COMFLOAN.

Fuimos recibidos en la plataforma por los mandos de la Base y de la Flotilla de Aeronaves, Jefe de Servicios Aéreos CF Sr. Blázquez y Jefe de  Controladores Sr. De la Cámara. Las tripulaciones resaltaron las facilidades dadas por los controladores militares para la entrada, directa en casi todos los casos, al tráfico del aeropuerto.

A media tarde trasladaban a las primeras tripulaciones a un magnifico hotel local a la orilla del mar, donde pudieron descansar y esperar a los últimos llegados en animadas tertulias y corrillos aeronáuticos.

El plan para la noche era libre. Algunos optaron por conocer y disfrutar de la noche roteña y otros cenaron en el hotel. Durante los aperitivos se recibió la visita del vicepresidente del Real Aeroclub de Jerez, D. Juan Domínguez, para darnos la bienvenida a tierras andaluzas, por estar el presidente D. Francisco Javier Moreno, ausente por lejanas tierras.

VISITA A LA BASE

La mañana del día 21 estuvo iluminada por un sol radiante, como no podía ser de otra manera, el cual nos acompaño durante toda la larga jornada, llena de magnificas y grandes emociones.

A las 09:45, el vicepresidente Sr. Villalta, el Secretario General Sr. Bauza, acompañados por José Luis Olías, presidente del Real Aero Club de España, en representación de este y de todos los participantes, fueron recibidos por el Almirante Jefe de la Base, Sr. González-Aller, quien transmitió la bienvenida en nombre propio y en nombre del General Jefe del Estado Mayor de la Armada, a la Base de Rota. En este acto los miembros del Real Aero Club de España hicieron entrega de un recuerdo de la histórica visita, correspondiendo el Almirante González-Aller con unas cálidas y sinceras palabras de bienvenida, y entregando a los directivos del aeroclub la metopa oficial de la Base.

A las 10:30, los participantes divididos en dos grupos debido a la alta participación, y acompañados por los oficiales de la Armada Srs. Israel y De la Cámara, dieron comienzo a una de las más intensas y largas jornadas efectuadas en visitas de este tipo.

Durante la mañana se visitaron los simuladores del Harrier y el Sea Hawk. También se pudieron ver las instalaciones de las diferentes escuadrillas de la Flotilla de Aeronaves: La 3ª (con los Bell AB-212), la 4ª (Cessna Citation), la 5ª (Sikorski SH-3 D/W), la 6ª (Hughes H500), la 9ª (Boeing AV-8B Harrier II Plus) y la 10ª (Sikorski SH-60B Lamps III). Comentario especial merece la visita al STEC (Survival Training and Emergency Center) donde se encuentra el simulador de amerizaje y rescate en alta mar de las tripulaciones caídas (Dunker), donde todos los presentes pudieron ver un simulacro de rescate.

A las 14:00, en el comedor del COMFLOAN, se efectúo un almuerzo para reponer fuerzas, presidido por el Capitán de Navío D. Ricardo Hernández y el presidente del Real Aero Club de España. A los postres ambos se intercambiaron unos recuerdos, incidieron en la histórica visita y su significado.

A la finalización, los participantes tuvieron otra ocasión única e irrepetible, ya que fueron recibidos en la parte americana por el mando Cheif in Comander Sr. Moran, quien tras saludar a todos los participantes, facilito una visita a uno de los aviones de mayor poder de transporte logístico, el Boeing C-17 Globemaster, cuya espectacularidad sorprendió a todos.

Y para finalizar la maratoniana visita, los participantes se deslazaron a los muelles para visitar el buque insignia de la Marina española, el Buque de Proyección Estratégica “Juan Carlos I” (L-61), donde el Sr. Rodríguez, y la Teniente Sara, enseñaron el porta aeronaves a los asistentes, quienes quedaron tras la visita realmente encantados.

Tras haber sido tratados magníficamente por los anfitriones, los participantes fueron trasladados al hotel a descansar, pendientes eso si de la meteorología para el día siguiente, que no era muy buena, por un frente no muy activo que iba a cruzar la península.

VOLVIENDO A CASA

El sábado 22 se llego a la Base a las 09:30. Ya con los planes de vuelo presentados, y todo listo para salir, entró el frente y la lluvia empezó a hacer acto de presencia. Tras una espera de casi toda la mañana y con la mejora del tiempo, los participantes fueron despedidos por el mando de la Flotilla de Aeronaves y comenzaron los despegues con destino a los cuatro puntos cardinales, no sin antes y como despedida especial, quedar todos sorprendidos por las evoluciones de un Boeing MV-22B Osprey usado por los Marines de los EEUU y actualmente desplegados en Morón y Rota.