dreamair

España es tercera en los Europeos de Vuelo Acrobático pero se queda sin medalla por la actitud de la RFAE

Como en otras disciplinas deportivas, España es una potencia mundial de vuelo acrobático, y en los últimos años la roja del aire ha cosechado múltiples medallas en competiciones mundiales y europeas.

 

Durante los recientes Campeonatos de Europa, que se han disputado en Touzim, República Checa, entre los días 2 y 12 de septiembre, podían haber revalidado su tercera posición obtenida en la anterior edición.

 

Pero en esta ocasión, y a pesar de obtener la puntuación necesaria, los deportistas Anselmo Gámez, Cástor Fantoba y Juan Velarde, no han podido subirse al podio a recoger la medalla.

Según un comunicado del Club Acrobático Central, esta situación sin precedentes ha sido causada por una decisión tomada por la Real Federación Aeronáutica Española (RFAE) el 31 de mayo. En el comunicado oficial, firmado por su presidente D. Manuel Roca Viana, se ponía en conocimiento de los deportistas que la RFAE no participaría en los Europeos y que por lo tanto no habría Equipo representando a España, basándose en cuatro razones, que esgrimían como eje central la imposibilidad de «garantizar al menos la posibilidad de obtener triunfos o posiciones dignas en competiciones internacionales».

 

Esta sorprendente decisión, tomada «una vez realizadas varias consultas a la Comisión Técnica Nacional de Vuelo Acrobático», presidida por el también máximo responsable del Real Aeroclub de España (RACE) D. José Luis Olías, contradecía el palmarés reciente de la Selección Española de Vuelo Acrobático, ya que en las competiciones Internacionales, que en acrobacia aérea son de carácter bianual, los deportistas habían obtenido Plata Europea (2006), Plata Mundial (2007), Bronce Europeo (2008) y 5ª posición mundial (2009).

 

El buen momento de la acrobacia

La reacción no se hizo esperar y tanto el deporte de base español como los principales deportistas internacionales, firmaron un manifiesto en el que se pedía a RFAE que anulase su decisión. «Nadie entiende ese comunicado. Este deporte pasa por su mejor momento histórico en España y no comprendemos porqué la Federación se niega a tener representación en los Europeos» explica Juan Velarde, Campeón de España. Y añade, «fue muy agradable ver como los mejores pilotos de todo el mundo se manifestaban contra esta decisión que tanto daño puede llegar a hacer».

 

Equipos nacionales de los países más significativos (Rusia, Francia, Alemania, por citar algunos) y personalidades relevantes del panorama internacional dirigieron cartas oficiales interesándose por las motivaciones para disolver la Selección Nacional Española, sin que la Federación diese respuesta alguna.

Aún así, los hasta este año miembros de la Selección Nacional, optaron por competir. Eso sí, amparados bajo la figura de H/C (Hors Concours o pilotos independientes), tal y como lo hacen los pilotos venidos de fuera de Europa y por tanto sin opción a figurar en el ranking final de la prueba ni a medalla. Al concluir el Campeonato de Europa, el cómputo total de puntos (22.909 ptos.) daba a los pilotos españoles la tercera posición, pero por no poder representar a España por decisión unilateral de la RFAE la medalla pasaba a manos de Gran Bretaña (22.427 ptos.), cuartos clasificados reales.

 

Reconocimiento europeo al combinado nacional

Tomas Korineck, Director de la Competición, en su discurso de clausura agradeció la presencia del combinado español y «deseó que nunca en el futuro se vuelva a repetir la circunstancia de que los españoles tengan que participar como independientes». La situación ha calado con fuerza entre los deportistas y seguidores de esta especialidad, perplejos ante la manifiesta fragilidad de las razones esgrimidas por los organismos responsables y la absoluta ausencia de comunicación en los tres meses que dura ya esta confusa situación. En este sentido Cástor Fantoba no duda en añadir que «es difícil mantener el nivel de concentración y motivación necesario para entrenar o competir cuando las instituciones cuya obligación es apoyarte, te dan la espalda. Ahora pienso en qué resultado podríamos haber traído a España sin esta tensión claramente destructiva».

 

Al tratarse de competiciones de carácter bianual la decisión tiene mayor trascendencia y los daños para el deporte son mayores. «Estamos muy dolidos porque se nos haya negado la posibilidad de representar a España. Después de dos años de entrenamiento para revalidar nuestro bronce obtenido en los anteriores Europeos y después de lograr la puntuación contra rivales tan difíciles», ha manifestado Anselmo Gámez. «Es muy duro ver como no te llaman para subir al podio. Nosotros, que financiamos con nuestros patrocinadores la asistencia al campeonato, tan solo solicitábamos de nuestra Federación que nos permitiese representar a nuestro país», ha concluido Anselmo Gámez, subcampeón de España.

 

Documento adjunto en pdf: Dossier de datos de los pilotos acrobáticos españoles

 

Edición: José Fernández – Fotos: Club Acrobático Central