dreamair

La AESA certifica la versión multimisión del TBM 850

Daher-Socata, filial aeronáutica del Grupo Daher, ha anunciado hoy que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) ha certificado el monoturbohélice TBM 850, que se fabrica en Tarbes (Francia), en su versión multimisión DRI (detección, reconocimiento e identificación).

Esta certificación permite la adaptación de los modelos fabricados hasta ahora, del TBM 700 al 850, a la versión al DRI. Lo avines se equiparán en la parte trasera con una torreta giro-estabilizada con diversos sensores Thales AGILE 2, ya en servicio en numerosas plataformas aéreas y navales en el mundo.

Esta torreta, completamente retráctil, puede reciir hasta 4 sensores de última generación – electro-óptico, infrarrojos y un telémetro láser y un puntero láser de destino. Se controla desde una cónsola extraíble instalada en la cabina, equipada para el visionado en vídeo y el procesamiento de señales. Un joystick permite al operador controlar la zona de enfoque de la torreta. Los datos pueden ser almacenados por su tratamiento desde la cabina o enviados por un sistema de transmisión de datos a un ordenador operacional.

Daher-Socata ofrecerá esta nueva versión del TBM a las fuerzas armadas, organismos gubernamentales o las empresas contratadas para servicios de vigilancia  en actividades tan variadas como, por ejemplo, la seguridad urbana, la lucha contra el tráfico y la contaminación, la vigilancia de las fronteras o el seguimiento de los incendios forestales.

 

«Esta certificación es la culminación de un programa de desarrollo se inició hace muchos años. Esta plataforma de detección y reconocimiento, especialmente económica en términos de costos de adquisición y operativos, tanto para los operadores civiles como militares encargados de la seguridad, ya está disponible para la venta», dijo Nicolás Chabbert, director de la división de aviones de Daher-Socata.

 

El TBM 850 es el monoturbopropulseur más rápido del mundo ya que alcanza una velocidad máxima de crucero de 593 km / hora a 26.000 pies. La última versión del TBM experimenta un amplio éxito internacional con más de 220 aeronaves vendidas en todo el mundo, la mayoría en Estados Unidos, donde el aparato goza de notable reputación. Conocido por su fiabilidad y alta disponibilidad, es un serio competidor de los very light jet (VLJ), pues su elevada velocidad de crucero y lo empareja con los jets ligeros, sus gastos de funcionamiento, alcance y excelente tasa carga de pago. Distribuido por la red comercial Daher-Socata, su apoyo está garantizado por centros de mantenimiento autorizados en todo el mundo.

 

Edición: José Fernández – Foto: Daher-Socata