dreamair

El Embraer Ipanema cumple 40 años de éxito

Embraer está celebrando 40 años del primer vuelo de la aeronave agrícola Ipanema. El proyecto del avión empezó en el final de la década de 1960, bajo una demanda del Ministerio de la Agricultura, que solicitó al Instituto de Pesquisas y Desarrollo (IPD) la concepción de una aeronave agrícola para sustituir los modelos importados. El proyecto se convirtió en realidad con la creación de Embraer, en 1969. Hoy, el Ipanema es líder en la aviación agrícola brasileña, con más de 1.100 unidades entregadas y 75% de la flota en operación.

 

El Ipanema es un avión concebido para modernizar la agricultura brasileña. Los estudios iniciales empezaron en 1969 y el nombre elegido fue un homenaje a la Hacienda Ipanema, situada en Iperó, a 128 Km. de la ciudad de São Paulo, Brasil. En la época, esta propiedad albergaba una escuela y un centro de pesquisas de aviación agrícola mantenidos por el Ministerio de la Agricultura.

El primer prototipo del Ipanema, matrícula PP-ZIP, fue el segundo avión producido por Embraer, luego después del planeador Urupema (EMB 400). El modelo original (EMB 200) tenía motor de 260 HP, hélice de paso fijo, sistema hidráulico de pulverización y deposito para aplicación (hopper) con capacidad de 580 litros.

 

El vuelo inaugural ocurrió el 31 de julio de 1970 en la sede de Embraer en São José dos Campos (SP), Brasil, y la homologación fue obtenida en diciembre de 1971. La empresa Corsário de Aviação, de Goiás, compró diez aviones en marzo de 1971 y se convirtió en el primer cliente del Ipanema. En febrero de 1972, el ejemplar número 1, matrícula PT-GBA, fue entregado y comenzó a ser utilizado en el combate de plagas que amenazaban plantaciones de algodón.

 

Las ventas del Ipanema no pararon de crecer, colaborando significativamente para el desarrollo de Embraer. En noviembre de 1973, el 100º avión fue entregado para los Servicios Agro Aéreos do Sul. En 1975, el Ministerio de Agricultura y Pesca de Uruguay ordenó diez unidades del Ipanema, juntamente con cinco EMB 110 Bandeirante, marcando la primera exportación da Embraer.

 

En 1980, Embraer adquirió a la Industria Aeronáutica Neiva, empresa fundada en 1954 y que producía aeronaves de pequeño porte. Con la integración de las dos empresas, la producción del Ipanema fue transferida, en 1982, para Botucatu (SP), donde es realizada hasta hoy. Para adaptarlo a la realidad de las operaciones y mantenerlo como un producto actual y moderno, Embraer realizó, a lo largo de los años, diversas modificaciones en el proyecto del Ipanema, tales

como hélice de velocidad constante (paso variable), ruedas más grandes, motor más potente, con 300 HP, bequilla de mayor diámetro, nuevos amortiguadores y perfil de la ala, entre otras.

 

A partir de 1992, con el aumento de la capacidad del depósito de aplicación para 950 litros, el nuevo modelo EMB 202 fue cariñosamente apodado de Ipanemão (Gran Ipanema). Esta versión también incorporaba perfeccionamientos aerodinámicos para garantizar mayor velocidad y estabilidad y un innovador sistema de fumigación electrostática.

 

Motor de 320 hp de etanol

El más reciente y significativo cambio, entretanto, se concretó en el 2005. El día 15 de marzo, fue entregado el milésimo Ipanema. El ejemplar era, coincidentemente, el primero movido por el motor de 320 HP a etanol, el mismo combustible desarrollado en Brasil y utilizado por gran parte de la flota de automóviles del país. El proyecto fue desarrollado en asociación con el Departamento de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (DCTA).

 

Desde entonces, Embraer empezó también a ofrecer kits de conversión para etanol a los propietarios de aviones movidos a gasolina de aviación (AvGas). Actualmente, 25% de la flota brasileña utiliza etanol. Además de ser menos contaminante, el uso de este combustible prolonga la vida útil del motor, disminuyendo el costo operativo de la aeronave. El Ipanema se consagró como el primer avión en el mundo a ser producido en serie con motor movido a etanol.

 

El reconocimiento de la gran innovación en la aviación mundial vino rápido. En el 2005, el Ipanema recibió el Premio de la Industria Aeronáutica en la categoría Aviación General, promovido por la prestigiosa revista británica Flight Internacional. En el mismo año, otra importante publicación internacional, la revista norte-americana Scientific American,

consideró la novedad una de las 50 invenciones más importantes del año. En Brasil, el Ipanema fue condecorado con el Premio Mejores de la Tierra, del Grupo Gerdau.

 

Símbolo de la agricultura brasileña

«No llegaríamos adonde llegamos se no fuera por medio de la contribución de todos que dedicaron y aún dedican tiempo y atención al desarrollo y la producción del Ipanema», comenta Almir Borges, Director Industrial de la Unidad Botucatu. «Esperamos mantener el Ipanema operativo por muchos años más y para eso continuaremos evaluando mejorías

adicionales al producto que atiendan a las necesidades de nuestros clientes».

 

En fin, mucha cosa ha cambiado en estas cuatro décadas, pero la contribución del Ipanema a la agricultura nacional es incontestable. El veterano de 40 años sigue con el mismo aliento del pionero, motivado por constantes innovaciones tecnológicas. La flexibilidad del avión permite la utilización no solamente en la fumigación agrícola, pero también en la

sembradura de labranzas, poblamiento de ríos y combate a vectores y larvas. El Ipanema es hoy un símbolo de la agricultura brasileña y de la aviación mundial.