dreamair

IATA pide a los gobiernos soluciones alternativas a las restricciones de dispositivos electrónicos en cabina

Vídeo Euronews

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha emitido un comunicado en el que insta a los gobiernos a que adopten con urgencia soluciones alternativas a las medidas anunciadas recientemente por Estados Unidos y Reino Unido y que restringen el transporte en cabina de aparatos electrónicos grandes en vuelos procedentes de Oriente Medio y norte de África.

«Las medidas aprobadas recientemente no son una solución sostenible a largo plazo para hacer frente a la amenaza terrorista. Ni siquiera a corto plazo está claro si serán efectivas. Sin embargo, las distorsiones comerciales que crean son graves. Instamos a los gobiernos a que cooperen con la industria para encontrar soluciones efectivas sin necesidad de que los pasajeros se desprendan de sus dispositivos electrónicos personales», dijo Alexandre de Juniac, consejero delegado de la IATA.

De Juniac hizo este llamamiento durante su discurso ante el Consejo de Relaciones Internacionales de Montreal, y destacó la necesidad de mantener la confianza del público en la seguridad global en una industria que transporta a los pasajeros de forma segura en un promedio de 100.000 vuelos diarios.

«Las medidas actualmente en vigor hacen que nuestros pasajeros y aerolíneas miembro se pregunten por qué EE.UU. y Reino Unido no tienen una lista común de aeropuertos; o por qué el transporte en cabina de ordenadores portátiles supone un problema de seguridad solo en algunos vuelos. Incluso en aquellos que salen del mismo aeropuerto; y están convencidos de que tiene que haber una forma efectiva de escanear los aparatos electrónicos».

«La situación actual es inconcebible y reducirá la necesaria confianza de la industria y de los viajeros. Hay que encontrar una solución adecuada. Y los gobiernos deben actuar con rapidez», dijo Juniac.

La IATA exige mayor coordinación e intercambio de información

La IATA expresó también su decepción ante la falta de un proceso adecuado para poner en marcha las medidas de seguridad por parte de los gobiernos. «La industria ha reaccionado con rapidez para implementar los nuevos requisitos, todo un desafío ante una decisión tomada sin previo acuerdo con la industria y llevada a cabo sin ningún tipo de coordinación por parte de los gobiernos», dijo De Juniac.

La IATA lleva pidiendo desde hace mucho tiempo que se mejore el intercambio de información y la coordinación entre gobiernos e industria en materia de seguridad.

«Si bien los gobiernos son los primeros responsables de la seguridad de los ciudadanos, nosotros también tenemos la prioridad de mantener a los pasajeros, a la tripulación y a la aeronave seguros. La inteligencia es el protagonista principal en este cometido. Y tiene que ser compartido entre gobiernos e industria. Es la única manera de detener a los terroristas antes de que se acerquen a un aeropuerto y dejar en paz a los aviones», dijo De Juniac.

La cooperación entre los gobiernos y la industria es la clave para obtener mejores resultados. «Las aerolíneas no pretenden acceder a secretos de Estado. Pero si estas comprenden los objetivos de los gobiernos, pueden contribuir con su experiencia operativa a conseguir esos objetivos de manera eficaz y eficiente», dijo Juniac.

Cooperación internacional

Los desafíos que la seguridad aérea plantea se pusieron de relieve en la Resolución 2309 del Consejo de Seguridad de la ONU, por la que se encomienda a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) el desarrollo del Plan global de seguridad de la aviación (GASeP, por sus siglas en inglés).

«Las grandes discrepancias en las medidas adoptadas por los gobiernos en los últimos días ponen de relieve la necesidad de un plan como este. Los Estados deben prestar sin más dilación su pleno apoyo a la OACI en la elaboración del GASeP. Incluso antes de que esto se consiga, se nos presenta ahora una oportunidad para mejorar la cooperación internacional en materia de seguridad. En mayo, los estados miembro de la OACI considerarán las enmiendas al Anexo 17 del Convenio de Chicago que exigen el intercambio de información. La experiencia de los últimos años en materia de seguridad debería obligar a los Estados a apoyar este fin», dijo Juniac.