dreamair

Opinión de la Asociación Europea de Pilotos: «El sector aeronáutico merece más ambición»

La Comisión Europea publicó el pasado lunes su «paquete con medidas sobre aviación», que el sector lleva tiempo esperando. La publicación de este paquete contiene un mensaje positivo, al reconocer que la aviación es una herramienta clave para el crecimiento económico, la generación de empleo y la conectividad entre países.

Junto con el nuevo marco regulatorio para drones y la revisión de la Regulación Básica de EASA (la Agencia Europea de la Seguridad Aérea), este es un importante paso adelante. Sin embargo, la estrategia adolece de falta de ambición y no plantea medidas concretas sobre la dimensión social del transporte aéreo. De hecho, algunas propuestas de la nueva regulación de EASA podrían promover el dumping social e implicar una reducción de los estándares sociales de la aviación.

«La Comisión propone medidas cruciales y reconoce el valor estratégico que tiene para Europa la aviación. ¡Esto es bueno!», apunta el presidente de la Asociación Europea de Pilotos (ECA), Dirk Polloczek-. «Pero en muchos otros aspectos, necesitamos ir mucho más allá y no limitarnos a describir lo que ya sabemos. En concreto, después de años de consultas ha llegado la hora de abordar de forma integral las políticas de aviación desde una dimensión social. El paquete sobre aviación fracasa en este aspecto».

El pasado junio, en la conferencia «Agenda Social para el Transporte», los agentes del sector lanzaron un mensaje contundente a la Comisión, pidiendo acciones concretas para abordar las modalidades de empleo atípicas, el dumping social y las banderas de conveniencia. «Dada la escasa atención que se ha prestado a esta materia en la elaboración de esta estrategia, reforzar el aspecto social será una de las prioridades de ECA en 2016», continúa Polloczek.

Asimismo, la revisión de la Regulación Básica de EASA es un paso indispensable dado que una mejor gestión de la seguridad aérea es imprescindible para prevenir accidentes, sobre todo en un mercado en rápida expansión como el aéreo.

«Damos la bienvenida a la propuesta de unificar las competencias de supervisión de cada país. Además, es necesario crear mecanismos que permitan reforzar a aquellas autoridades nacionales de aviación que tengan déficit en la capacidad supervisora. Sin embargo, la propuesta de crear un certificado de operador europeo es prematura y no debe considerarse en serio hasta que no se hayan tenido en cuenta las repercusiones legales y sociales tendría su implementación».

«También es altamente problemática la propuesta de acabar con un sistema que permite que los Estados miembro aprueben un wet lease intraeuropeo en sus respectivos países, ya que podría reducir su capacidad para supervisar de forma efectiva la seguridad de dichas operaciones. Ponemos la misma línea roja a la propuesta de permitir que pilotos extranjeros puedan volar aviones registrados en la Unión Europea sin cumplir totalmente los requisitos europeos de licencias (EASA FCL). Todo esto podría tener graves consecuencias sobre la seguridad y abriría la puerta al dumping social», concluye el Secretario General de ECA, Philip von Scöppenthau.

El paquete sobre aviación también contempla la implementación de los drones en el espacio aéreo. Este es un sector con un enorme potencial de crecimiento. Sin embargo, a menos que se integren en el espacio aéreo europeo de una manera totalmente segura, pueden suponer una amenaza tanto para la aviación como para las personas. «Si la Unión Europea quiere estimular este crecimiento, debe tener en cuenta aspectos como el riesgo que entrañan las operaciones de bajo nivel (que, hasta ahora se ha infravalorado), la existencia de un registro de drones o la inserción de sistemas anticolisión», concluye Dirk Polloczek.

En todas estas materias estaremos listos y dispuestos a contribuir activamente al inminente proceso de decisión, y a trabajar con la Comisión para encontrar soluciones que sean seguras y socialmente responsables.

Texto: European Cockpit Association