dreamair

Air Horizont, la compañía aérea que nunca llegó a despegar

Air Horizont se presentó el pasado 27 de enero. A la izquierda el consejero de Economía, Francisco Bono / Gobierno de Aragón

Air Horizont se presentó el pasado 27 de enero. A la izquierda el consejero de Economía, Francisco Bono / Gobierno de Aragón

La cancelación de los vuelos regulares de Air Horizont, después de anunciarse a bombo y platillo y vender un buen número de billetes, ha supuesto un mayor desembolso para quienes decidieron viajar con la nueva aerolínea aragonesa desde Zaragoza.

Con la reserva del hotel realizada y con los preparativos a punto, muchos de ellos se han visto obligados a comprar otro billete de avión y a costear el desplazamiento hasta otro aeropuerto español. Esto se ha traducido en unos gastos añadidos con los que no contaban y que han encarecido el viaje.

Ante esta situación, un grupo de afectados ha decidido reclamar indemnizaciones por estos sobrecostes, más allá de la devolución del importe del billete de avión. Lo harán a través de AICAR ADICAE, desde donde han lanzado un llamamiento a los afectados para actuar y buscar una solución “colectiva”, explica el técnico de consumo de esta organización, Eduardo Pastor.

Esto pasa, en primer lugar, por recopilar las quejas de los afectados para poder hacer una valoración del perjuicio generado por la cancelación de los vuelos a tan solo cuatro meses de la presentación oficial de la compañía, en un acto al que acudió el consejero de Economía y Empleo del Gobierno de Aragón, Francisco Bono.

De momento, ya son 40 las personas que han decidido cursar su reclamación siguiendo los consejos de AICAR ADICAE, cumplimentando un impreso donde hay un espacio para detallar la serie de gastos sobrevenidos por la cancelación de los viajes.

Una vez recogida toda esta información, esta organización elaborará un escrito donde se detallarán los perjuicios ocasionados e instará a la aerolínea a participar en una “mesa de diálogo” para tratar dos asuntos: la devolución del importe de los billetes a aquellos afectados a los que todavía no ha sido reembolsado y la articulación de una serie de indemnizaciones.

Pastor señala que, con el reglamento en la mano, la compañía sí que ha cumplido la normativa, ya que ha cancelado los vuelos con 15 días de antelación. Sin embargo, considera que la responsabilidad de Air Horizont no puede quedarse solo ahí y menos después de haber promocionado los vuelos de la compañía en medios de comunicación y en anuncios en las calles céntricas de la ciudad. Califica esta promoción de publicidad “engañosa” y lamenta, además, que, desde la empresa, no se hayan puesto los instrumentos adecuados para informar de las cancelaciones.

“El correo electrónico no parece la vía adecuada para informar de una noticia como esta y menos todavía que la web donde se compraron los billetes no esté operativa”, sostiene.

Más de 3.000 afectados

Volar desde Zaragoza, sin necesidad de trasladarse a otra ciudad para llegar al destino elegido, fue para gran parte de ellos el principal aliciente a la hora de comprar un billete de Air Horizont. Ese es el caso, por ejemplo, de Isabel García, quien organizó un viaje familiar con sus padres por la comodidad que suponía salir desde la capital aragonesa. Al final, además de que el viaje le ha acabado saliendo “mucho más caro”, le ha supuesto un auténtico “quebradero de cabeza” cuadrarlo todo. “Y yo pensando que en marzo tenía todo organizado”, dice.

A Paz Perdiguer lo que ha ocurrido le parece “indignante”. No entiende que se comercialice un servicio o un producto sin tener los permisos. ¿Quién ha consentido esto?, se pregunta. A su lado, Pilar Bosque critica que Air Horizont haya contado con su dinero durante más de tres meses.

A todas ellas, la compañía les ha devuelto el dinero “muy rápido”. Al contrario que a Ángel Carvallal, que hasta hace cinco días estaba esperando el ingreso y ese correo informativo. Se había enterado solo por la prensa de que no iba a poder viajar a Munich desde Zaragoza y, sin saber dónde acudir para hacer una reclamación, decidió ponerse en contacto con AICAR ADICAE.

La viabilidad de Air Horizont

Desde la compañía sostienen que la cancelación de los vuelos regulares y el cambio de estrategia enfocada a vuelos chárter ha sido una medida para garantizar la viabilidad de la empresa y los puestos de trabajo. El retraso en los permisos y el descenso de las ventas después de las primeras cancelaciones en mayo han llevado a los responsables a tomar esta decisión ante el “riesgo importante” al que se enfrentaban, explica Juan Luis Díez, gerente de Air Horizont.

No obstante, asegura que durante los tres primeros días se abonó el importe del billete al 96 % de los viajeros. Solo faltaba un 4 % al que, por ahora, no se le había podido realizar por distintos motivos ajenos a la empresa, según destaca Díez.

Comprende el trastorno causado a los viajeros y, por ello, desde la compañía estudiarán y tramitarán cada una de las reclamaciones cursadas, aunque considera que la responsabilidad de Air Horizont se “limita” al gasto del transporte aéreo, no a “otros costes” que cree que no les corresponden.

La compañía centra ahora su estrategia en los vuelos chárter. Tras volar la semana anterior a Grecia e Italia, Air Horizont ya ha formalizado un contrato para operar desde Lisboa a distintos destinos, desde finales de junio a septiembre.

A pesar del primer intento fallido, no descartan tampoco ofertar más adelante vuelos regulares y seguir creciendo, ya que, además de mantener los 47 empleos creados, prevén contratar a 14 personas más, que estos días realizan un curso de formación, aunque “no de forma inmediata”. La dirección de correo electrónico habilitada por Air Horizont para las reclamaciones es: attcliente@airhorizont.es.

Texto: Marta Salguero – Publicado en www.eldiario.es