dreamair

Easyjet abrirá una base en el aeropuerto de Barcelona en febrero de 2016

Un avión de Easyjet aterriza en Barcelona-El Prat

Un avión de Easyjet aterriza en Barcelona-El Prat

EasyJet abrirá en Barcelona, en febrero de 2016, su base de operaciones en España la cual contará con tres aviones Airbus A320 y supondrá la creación de 120 puestos de trabajo, principalmente de pilotos y tripulantes de cabina, que se unirán a los 130 trabajadores con que cuenta actualmente en el aeropuerto de El Prat.

En una rueda de prensa realizada ayer en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, el director general de easyJet en España, Javier Gándara, dijo que “Barcelona es ahora mismo el aeropuerto al que EasyJet vuela con más tráfico sin ser una base, por lo que crear una base de operaciones es un paso natural en el desarrollo de la compañía”.

Gándara ha señalado que España siempre ha sido un “mercado clave” para la aerolínea y que la apertura de la base de Madrid, que posteriormente se cerró, “no fue un error” y que en aquel momento fue una “decisión adecuada”.

Por su parte, la directora del aeropuerto de El Prat, Sonia Corrochano, ha dicho que la apuesta de easyJet refuerza la terminal T2, que el año pasado cerró con más de 12 millones de pasajeros. En 1992, año de los Juegos Olímpicos, acogió 10 milones de pasajeros.

Nueva librea de Easyjet

La nueva librea de Easyjet

Además, según EasyJet, al disponer de aviones basados en el aeropuerto de El Prat, la compañía podrá ofrecer una mayor flexibilidad de horarios a los pasajeros de negocios -que representan el 20 % de la compañía- ya que ofrecerá vuelos con salida a horas más tempranas.

La aerolínea británica de bajo coste empezó a volar en Barcelona en 1996 y ahora conecta la ciudad con 14 aeropuertos europeos, transportando a más de 2,8 millones de pasajeros al año. Será la cuarta compañía con base de operaciones en El Prat, tras Vueling, Ryanair y Norwegian.

Por otra parte, EasyJet ha anunciado el cierre de su base en el aeropuerto de Roma Fiumicino a partir de abril de 2016 aunque potenciará sus servicios en las ciudades de Venecia, Milán y Nápoles.

La aerolínea ha justificado su decisión porque la base romana de Fiumicino genera una rentabilidad inferior a la prevista. La compañía ha asegurado que los empleados serán derivados a otras bases que ya tiene la empresa en el país, en las ciudades de Nápoles y Milán, y también a la que abrirá en abril de 2016 en Venecia, confiando que el personal afectdo acepte el traslado.