dreamair

Swiss introducirá a partir de mayo alimentos y bebidas sin gluten ni lactosa para alérgicos

A321 de Swiss / Foto: Arpingstone - Wikipedia

A321 de Swiss / Foto: Arpingstone – Wikipedia

Swiss International Air Lines introducirá a partir del próximo mes de mayo una serie de productos que están diseñados específicamente para mejorar el vuelo de las personas alérgicas. Estas innovaciones consisten en alimentos y bebidas sin gluten y lactosa, junto con otros cambios en el interior de la cabina.

Swiss se ha asociado con el Centro Europeo de Investigación de la Alergia (ECARF) para ofrecer a sus clientes productos más personalizado, que están orientados a los viajeros con alergias. De forma que los alérgicos podrán tomar crema de café libre de lactosa, además de la popular barrita de chocolate, también libre de lactosa.

Dependiendo de la duración del vuelo, los pasajeros con alergias o intolerancias pueden solicitar mediante pago bocadillos especiales, yogur o pasteles sin lactosa o gluten. Asimismo, los pasajeros de vuelos de larga distancia y los de la clase de negocios dentro de Europa podrán solicitar con 24 horas de antelación al vuelo que se les sirvan comidas especiales adaptadas a sus necesidades.

Por otra parte, Swiss está realizando modificaciones en los asientos de clase First y Business para que los pasajeros dispongan de almohadas rellenas con materiales sintéticos como alternativa a la versión de plumón. Swiss también está eliminando de la cabina el uso de flores decorativas y ambientadores que pueden causar irritaciones de nariz y garganta. Por último, en los lavabos introducirá jabones que son particularmente suaves en la piel .

«El número de personas que sufren de alergias han aumentado en todo el mundo industrializado en los últimos años», comentó el profesor Torsten Zuberbier, director de la ECARF, que tiene su sede en Berlín. «Más del 30% de la población de Europa padece una o más alergias, por no hablar de los afectados indirectamente, como sus familias. Sin embargo, sólo alrededor de un 10% de los pacientes recibe el tratamiento médico adecuado y las alergias con frecuencia no se toman en serio, incluso por los propios enfermos».