dreamair

Una tripulación del 787 de Thomson realizó tomas y despegues en el aeropuerto de Granada

El avión aterrizó el pasado viernes en Menorca y se festejó la llegada

El avión aterrizó el pasado viernes en Menorca y se festejó la llegada

El Aeropuerto de Granada-Jaén acogió ayer el aterrizaje del que se ha convertido en uno de los modelos más emblemáticos del fabricante estadounidense Boeing: el B787 Dreamliner.

Operado por la compañía Thomson Airways, el vuelo procedía de Mánchester y, tanto la tripulación como el personal técnico, han dedicado más de dos horas a realizar operaciones de entrenamiento, mediante sucesivas maniobras de tomas y despegues.

La favorable meteorología y la idoneidad del campo de vuelos han llevado a esta aerolínea, una de las importantes del mundo en la actividad de vuelos chárter, a escoger el Aeropuerto FGL Granada-Jaén para sus pruebas de entrenamiento.

Las dimensiones del B787 Dreamliner, con 57 metros de longitud, 60 de envergadura –distancia entre las dos alas- y 17 de altura, han requerido la activación del procedimiento especial que aplica el aeropuerto para la operativa de aeronaves de gran tamaño.

Así, a la llegada y a la salida del avión los técnicos de operaciones en el área de movimiento (señaleros) han revisado la pista y la calle de rodadura, con el objeto de eliminar cualquier resto que hubiera podido quedar por el efecto arrastre de la elevada potencia de chorro de estos aviones. Por otra parte, mientras avanzaba por el área de movimiento, no se ha permitido a ninguna otra aeronave el tránsito por la calle de rodadura. Desde mediados de 2010, el aeropuerto ha tenido que activar este procedimiento en otras tres ocasiones, para dar servicio a un Airbus 340, un Airbus A330 y un Boeing 747.

Precisamente, estas aeronaves y el B787 encabezan el ranking de los aviones de mayores dimensiones que han pasado por el Aeropuerto FGL Granada-Jaén. B787 Dreamliner Los avances tecnológicos incorporados por Boeing al modelo Dreamliner, que el pasado viernes realizó su primera escala europea en el Aeropuerto de Menorca, lo han situado a la vanguardia de las aeronaves eficientes. De hecho, este avión consume un 20% menos de combustible y genera menos emisiones de carbono que otros de tamaño similar, mientras que su impacto acústico es un 60% inferior.