dreamair

LA AUSENCIA DE UNA CONTROLADORA OBLIGÓ AYER A QUE SE CERRASE UNA PISTA DEL AEROPUERTO DE MADRID

 

La ausencia de una controladora aérea, que ayer tarde tenía que prestar servicio en la torre de control del aeropuerto de Madrid Barajas, ha obligado a cerrar una de las pistas del aeropuerto de Madrid, que entre las 15 y las 22 horas de la noche funcionó con 3 de sus 4 pistas.

Según ha informado Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), la controladora comunicó el día 3 que no acudiría al día siguente a su puesto de trabajo por tener que asistir a una sesión de rehabilitación. La controladora tenía asignado turno de día, es decir, un turno de trabajo de 12 horas, de 9 de la mañana a 9 de la noche. Hasta las 3 de tarde la ausencia de esta controladora no ha tenido incidencia en la operativa del aeropuerto, ya que había otros 18 controladores en el turno de mañana.

 

Por la tarde, sin embargo, al pasar de 16 a 15 controladores operativos ha sido necesario reducir la capacidad del aeropuerto y cerrar una de las pistas.

 

Este es un ejemplo más de cómo las ausencias de los controladores aéreos están entorpeciendo la operativa de los aeropuertos de AENA durante estas Navidades.

El domingo 3 de enero uno de los de

legados sindicales de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) no acudió a su puesto de trabajo tras haber pedido horas sindicales. La misma circunstancia se había producido el pasado 25 de diciembre, día de Navidad, cuando el delegado sindical del USCA en Canarias, comunicó 45 minutos antes de iniciar su turno de trabajo que pedía horas sindicales y, por tanto, no acudiría a trabajar.

 

Edición: José Fernández / Foto: AENA