dreamair

El aeropuerto de Barcelona estrena un sistema de control por multilateración

Tres aviones circulando por las plataformas del aeropuerto de Barcelona / Foto: Adolfo Malet

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha puesto en marcha un nuevo sistema de vigilancia de la superficie aeroportuaria, el sistema de Multilateración, que utiliza una tecnología parecida al Global Positioning System (GPS). Este nuevo sistema es más eficaz que los radares tradicionales y permite que la información recibida por la Torre de Control del Aeropuerto sea más precisa, incrementándose la seguridad de los movimientos que llevan a cabo los aviones cuando se acercan o alejan
del aeropuerto o ya se encuentran en tierra, lo que a su vez supone una mejora en la capacidad de la plataforma del aeródromo barcelonés.

El nuevo sistema no sólo permite controlar los aviones que operan en el aeropuerto, sino también puede triangular las señales de otros vehículos que circulan por la plataforma, como los camiones de bomberos o los coches de los operarios del aeropuerto, mejorando el grado de información de lo que sucede en la zona de plataforma.

El nuevo sistema es capaz de detectar, identificar y seguir blancos, independientemente de su tamaño, gracias a un proceso de triangulación de las señales recibidas en varios puntos del aeropuerto o próximos a él que permiten determinar su posición.

Por tanto, el sistema de Multilateración contribuye a mejorar la seguridad y la operatividad del Aeropuerto en condiciones meteorológicas adversas especialmente en aquellas que limitan la visibilidad. Se trata además de un sistema flexible, sencillo de adaptar a los cambios que se lleven a cabo en el aeropuerto, instalando más receptores o cambiando de sitio los ya existentes.

Multilateración en Barcelona-El Prat

La implantación de este nuevo sistema ha supuesto ubicar 32 receptores por el área de maniobras del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, y 6 en tres emplazamientos exteriores, además de 6 estaciones transmisoras y 6 transpondedores de referencia que se comunican con la estación central de proceso a través de dos anillos de fibra óptica. La información pasa de esta estación central hasta las pantallas de los técnicos de control de la Torre del Aeropuerto.

El sistema de multilateración, o posicionamiento hiperboloide, se basa en el cálculo de la diferencia del tiempo de llegada de una señal transmitida por un objeto hacia al menos 3 receptores distribuidos sobre un área geográfica. El tiempo que tarda cada señal permite conocer la distancia del objeto con cada receptor y por lo tanto su posición exacta.