dreamair

Barcelona – El Prat se acredita en un programa voluntario para reducir emisiones de CO2

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha dado un paso más hacia la sostenibilidad medioambiental al obtener la verificación favorable de las emisiones de efecto invernadero producidas por su actividad, también conocidas como «Huella de Carbono». El informe favorable, concedido por la entidad acreditada AENOR, verifica el inventario de emisiones de gases de efecto invernadero correspondientes al año 2010 del aeropuerto, de acuerdo a la ISO 14064.

 

De esta manera, el Aeropuerto de Barcelona-El Prat se acredita en Airport Carbon Accreditation (ACA), un programa voluntario para la reducción de emisiones de gases contaminantes al que se encuentran adscritos una treintena de aeropuertos europeos.

El Airport Carbon Accreditation (ACA) evalúa y reconoce los esfuerzos de los aeropuertos para determinar y reducir las emisiones de CO2 asociadas a su actividad, proporcionando una herramienta común a nivel europeo. Para abordar el reto de la lucha contra el cambio climático, los aeropuertos implicados están llevando a cabo un amplio conjunto de actuaciones sobre las fuentes de donde proceden fundamentalmente sus emisiones de CO2: el consumo de energía en edificios e infraestructuras, el transporte de pasajeros y empleados, los vehículos de apoyo en plataforma, los movimientos de aeronaves en tierra y el consumo de refrigerantes.

El programa ACA consta de cuatro niveles de acreditación (Nivel 1 “Inventario”, Nivel 2 “Reducción”, Nivel 3 “Optimización” y Nivel 3+ “Neutralización”), teniendo como objetivo final la acreditación de aeropuerto “neutro en carbono”. El aeropuerto barcelonés ha obtenido recientemente el primer nivel, que corresponde a la etapa de inventario y requiere la elaboración de la huella de carbono de la infraestructura. Para lograr este nivel de acreditación, el Aeropuerto de Barcelona-El Prat llevó a cabo la descripción de las fuentes de emisión dentro del límite operacional del gestor aeroportuario y el cálculo de las emisiones anuales de carbono.

Con dicha información se elaboró la huella de carbono y ésta fue verificada por el organismo independiente AENOR.
La sostenibilidad, el respeto y la conservación del medio ambiente han sido siempre prioritarios para Aena Aeropuertos en sintonía con su Política Ambiental y Energética de garantizar la protección del entorno y el cumplimiento de la legislación vigente.