dreamair

Aena cierra el antiguo edificio terminal del Aeropuerto de Sabadell para reformarlo y ponerlo en alquiler

La zona pública del Aeropuerto se queda sin lavabos, a excepción de los del Aeroclub Barcelona Sabadell

El edificio será reformado para ofrecer despachos en régimen de alquiler / AeroTendencias.com

El antiguo edificio terminal del Aeropuerto de Sabadell cerró el pasado 17 de mayo una etapa de su particular historia. Cuando vuelva a abrir tendrá un uso privado, aunque Aena seguirá siendo propietaria del edificio, pues tras un proceso de reformas lo alquilará a empresas ubicadas en el aeropuerto o relacionadas con el negocio aeronáutico.

El inmueble se empezó a construir en 1979, hace ya 38 años. Las obras comenzaron meses después de elevar la autoridad aeronáutica española la categoría de la instalación: pasó de aeródromo a aeropuerto abierto al tráfico nacional e internacional de aviones de aviación general mediante vuelo visual, con determinados servicios permanentes a sus usuarios.

La planta baja de edificio tenía un uso público y el acceso era libre / AeroTendencias.com

Según informó Aena, en cumplimiento del Plan Director del Aeropuerto -inicialmente fijado para el periodo 2000 – 2015-, el edificio se ha cerrado y ya no tendrá un uso público. En una primera fase, que ya se ha adjudicado, Aena invertirá entorno a 200.000 euros en reformar la instalación eléctrica. En una segunda fase, pendiente de licitación, se acometerá la reforma integral del edificio, a fin de alquilar posteriormente sus dependencias a empresas aeronáuticas.

La planta baja del inmueble también se privatizará, con lo cual desaparece el uso público que ha tenido este espacio durante 38 años.

En la planta baja estaban los únicos lavabos públicos de acceso libre del Aeropuerto, con lo cual el cierre del edificio priva a los visitantes del servicio. La única alternativa es ir a los del Aeroclub Barcelona Sabadell, en cuyo puerta de entrada se informa que son para uso exclusivo de clientes del restaurante de la entidad y sus socios.

El primer edificio terminal, fotografiado en 1981 / Pere Farran – Diari de Sabadell

Al parecer, Aena no contempla instalar unos lavabos provisionales, pues se argumenta que las empresas y hangares ya tienen los suyos propios. Además, se justifica esta decisión en que para la exhibición mensual que realiza la Fundació Parc Aeronàutic de Catalunya un domingo de cada mes y las visitas acordadas con colegios, se abre la Sala Canudas, una dependencia que cuenta con lavabos y que se construyó para albergar actividades culturales y reuniones. El domingo 21 de mayo de 10 a 14 horas la sala cultural estuvo abierta para que se pudiese ir al lavabo.

Notificación del cierre del edificio / AeroTendencias.com

Además de estos lavabos que pierde el visitante del Aeropuerto por la reforma del edificio, los pilotos y pasajeros que acceden a la zona de hangares del Aeroclub, donde se estacionan los aviones de la entidad, de algunos pilotos privados y de buena parte de las escuelas de vuelo, perdieron hace ya algún tiempo un lavabo situado en una caseta cercana al edificio de los bomberos, pues los responsables de la instalación optaron por cerrarlo.

Conviene precisar que el acceso libre al edificio terminal en servicio está vetado para el público. Para acceder al mismo es indispensable pasar el control de seguridad y justificar la visita que se va a realizar al edificio, en el que desde hace meses varias empresas han instalado sus oficinas.

En la planta baja del edificio hay una cafetería, que no ha entrado en servicio. Este edificio tiene lavabos en la planta baja y los pisos superiores.

El actual edificio terminal se construyó hace 10 años, pero empezó a tener actividad a partir de octubre de 2015, cuando entró en servicio la torre de control. Posteriormente, se trasladaron los servicios administrativos, dirección del Aeropuerto y la oficina de operaciones, a la vez que se alquilaba a algunas empresas oficinas para su actividad.

En los últimos años Aena ha invertido en la construcción del edificio terminal, la torre de control y sus equipamientos cerca de 13 millones de euros.