dreamair

Las autoridades fijan el tiempo máximo para pasar el control del pasaporte en el Aeropuerto de Barcelona

Delegación del Gobierno en Cataluña

Hoy se ha celebrado una reunión en la delegación del Gobierno en Cataluña, en Barcelona, en la que se ha informado de las puesta en marcha de las medidas que deben solucionar el excesivo tiempo que invierten los pasajeros en los controles de pasaportes de salidas y llegadas en el Aeropuerto de Barcelona.

En la reunión ha estado presente el delegado del Gobierno, Enric Millo, y representantes de Aena, del Gobierno de la Generalitat, de Ayuntamiento de Barcelona y jefes de la Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos d’Esquadra.

Enric Millo ha informado que la plantilla de agentes se ha ampliado a 144 del Cuerpo Nacional de Policía, de los que 44 ya están en activo. Los restantes deben incorporarse antes de que comience la temporada de verano.

Delegación del Gobierno en Cataluña

También, ha explicado que se han adquirido 50 nuevos aparatos para efectuar la verificación del pasaporte del pasajero, de los que 10 ya se han instalado. Además, se han adquirido 30 validadoras automáticas del pasaporte.

El aspecto clave de la reunión ha sido definir, a la vista de la nueva nueva normativa de control en el espacio europeo Schengen, del estándar de calidad. Es decir, el tiempo normal que debe tardar un pasajero en pasar los controles.

Se ha acordado que para las salidas, el tiempo máximo debería de ser entre 20 y 30 minutos (en los aeropuertos europeos el estándar es de 30 minutos), mientras que para las llegadas el tiempo de espera debería ser de entre 40 y 45 minutos como máximo, cuando el estándar europeo es de 60 minutos. 

Para verificar la implantación de la nueva maquinaria y agentes y analizar el cumplimiento de los estándares de calidad se ha acordado efectuar reuniones semanales de seguimiento.

El próximo domingo por la tarde será un momento importante para verificar el cumplimiento de los tiempo de espera, pues se prevé la llegada y salid de varios vuelos de larga distancia, lo cual generará un pico de pasajeros en la zona de control de pasaportes