dreamair

El Aeropuerto de Sevilla realizó un simulacro de accidente aéreo

Aena

El Aeropuerto de Sevilla acogió ayer un simulacro de accidente aéreo, con el objeto de evaluar los procedimientos establecidos en su Plan de Autoprotección y poner a prueba la capacidad de respuesta de los colectivos que participarían en la atención a una emergencia de este tipo.

El guión del simulacro ha tenido como escenario un avión que, al aterrizar, sufre daños estructurales, lo que provoca un gran derrame de combustible y su posterior incendio. Entre el pasaje, compuesto por 19 personas (cuatro de ellas, miembros de la tripulación), se registran cuatro fallecidos, cuatro heridos muy graves, ocho graves y 3 leves o ilesos.

Nada más presenciar el suceso, la torre de control alerta al Servicio de Extinción de Incendios (SEI) del Aeropuerto y al Centro de Coordinación Aeroportuaria (Cecoa), que activa el Plan de Autoprotección, declarando la alarma general y activando al 112.

En el momento en que reciben el aviso, los bomberos se dirigen al lugar del accidente, con el objeto de controlar el incendio en el área crítica, acceder a la cabina del avión, extinguir las llamas en su interior, ventilarla y rescatar a los ocupantes que no pudieran salir de ella por su propio pie.

Una vez culminada la evacuación del avión, los efectivos sanitarios han procedido a clasificar a los heridos, con el fin de determinar la urgencia que requería la atención médica para cada uno de ellos.

Los heridos graves han sido trasladados al Hospital Universitario Virgen del Rocío, mientras que los pasajeros ilesos o con heridas leves han recibido cuidados sanitarios y atención psicológica en una sala habilitada a tal efecto en el mismo aeropuerto.

Una parte significativa del ejercicio se ha centrado en la atención a los familiares de las víctimas, para los que se ha activado otra sala, también asistida por psicólogos y la figura del PECO (Persona de Contacto para atención a familiares y víctimas), instituida en el marco de los cambios normativos realizados recientemente en materia de accidentes aéreos.

Se estima que, por cada víctima de un accidente aéreo, suelen desplazarse al aeropuerto varias personas de su entorno más cercano, lo que indica la importancia que tiene poner a prueba los protocolos y procedimientos existentes dentro de este ámbito.

Aena

Colectivos participantes

La realización de este simulacro ha sido posible gracias a la participación de más de 140 personas entre figurantes y los diferentes colectivos implicados, tanto de Aena como de organismos externos.

En cuanto a los medios internos, han intervenido los bomberos del SEI (Servicio de Extinción de Incendios), Cecoa (Centro de Coordinación), señaleros, personal de Servicios Aeroportuarios, personal sanitario y otros empleados de Aena, además de la torre de control, vigilantes, compañías aéreas, empresas de handling y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado presentes en la instalación.

Respecto a los externos, han participado Protección Civil (112) del Estado, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla, agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de Sevilla y La Rinconada, Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (061), bomberos del Ayuntamiento hispalense, Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, Policía Local de Sevilla, Instituto de Medicina Legal, Instituto Nacional de Toxicología, Cruz Roja, Colegio de Psicólogos, Facultad de Psicología y la Escuela de Emergencias SAMU.

En el marco del simulacro, han sido activados también un centenar de profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío, con el objeto de trabajar en la coordinación de la asistencia sanitaria urgente propia de estos casos. Los “pacientes” derivados han recibido atención por parte del equipo de Urgencias en el Hospital de Rehabilitación y Traumatología.

El ejercicio de hoy se ha desarrollado en un momento de baja actividad, por lo que no ha afectado a la operativa habitual del aeropuerto.