dreamair

El Aeropuerto de Pamplona realizó un simulacro de accidente aéreo

Imagen del simulacro / Aena

Imagen del simulacro / Aena

El Aeropuerto de Pamplona realizó el viernes 23 de septiembre un simulacro de accidente con el objeto de evaluar los procedimientos de actuación y coordinación establecidos en sus planes de emergencia aeroportuaria.

Todos los aeropuertos que componen la red de Aena disponen de un Plan de Emergencia, que incluye tanto las emergencias exteriores como el Plan de Autoprotección del Aeropuerto, destinado a minimizar las consecuencias que podrían derivarse de un accidente aéreo, tanto en la zona de movimientos del aeropuerto como en el ámbito de sobrevuelo de las aeronaves durante las operaciones de aterrizaje y despegue que éstas realizan diariamente.

En el simulacro se analizaron los tiempos de reacción y respuesta de todos los colectivos (internos y externos) implicados.

Desarrollo del ejercicio

El simulacro ha tenido como centro del ejercicio el accidente de una aeronave comercial, con 20 personas a bordo, que al realizar la maniobra de aterrizaje por la pista 15 impacta en el Aeropuerto.

Durante la maniobra de aproximación una secuencia de fallos funcionales en la aeronave, posiblemente producidos por la explosión de baterías de acumulación eléctrica en la bodega, limitan la maniobrabilidad y control de potencia del avión. El avión se estrella en los terrenos del Aeropuerto, en una zona cercana a los depósitos de combustible.

Como consecuencia del impacto, se incendia el motor derecho del avión y el fuego se propaga por el interior de la cabina, quedando totalmente inutilizado el sistema de rodaje. El balance de los ocupantes de la aeronave es de cinco fallecidos, cinco heridos graves, cinco leves y cinco ilesos.

La Torre de Control es avisada por el piloto de la presencia de humo en cabina. El controlador comunica a CECOA (Centro de Coordinación de Operaciones Aeroportuarias) y a los bomberos del aeropuerto. Se activa el Plan de Emergencia y se establece el PMP (Puesto de Mando Principal) en el CECOA.

CECOA contacta con 112 (Protección Civil del Gobierno de Navarra) para notificar el hecho. En el momento del impacto el PMP activa el plan de emergencia en fase de emergencia.

Protección Civil del Gobierno de Navarra activa sus protocolos de actuación, PLATENA, por las características del siniestro.

Controlado el incendio por una dotación de bomberos de Aena y cuando las circunstancias lo permiten, los bomberos penetran en los restos del fuselaje para terminar de sofocar el fuego en el interior del avión, ventilarlo, y rescatar a los heridos graves que no han podido abandonar la aeronave por sus propios medios.

Durante estos primeros minutos van accediendo al lugar del accidente los medios de ayuda exterior activados por Protección Civil del Gobierno de Navarra. Bomberos y servicios sanitarios atienden a las víctimas que se encuentran en las proximidades de la aeronave siniestrada y rescatan a los heridos.

Se realiza la cesión de mando y la emergencia pasa a estar dirigida por los efectivos de Protección Civil del Gobierno de Navarra.

Constituida el área de socorro y clasificados los heridos para determinar el orden de prioridad en su tratamiento y transporte, se procede a la estabilización y evacuación de éstos por parte de los efectivos sanitarios.

Mientras, en el edificio terminal los familiares de las personas implicadas en el accidente son atendidos y derivados a la Sala de Familiares, donde se coordina la Atención a los Familiares por psicólogos, Responsable del Aeropuerto de Asistencia a Víctimas (RAAV) y la Persona de Contacto (PECO) del Gobierno de Navarra.

Colectivos participantes

En la realización de este simulacro se han involucrado diferentes colectivos de Aena y de otras organizaciones externas:

Medios en el Aeropuerto:

Dirección del Aeropuerto, Torre de Control Operaciones y Servicios Seguridad aeroportuaria Compañía aérea, Guardia Civil, Agente Handling: Iberia Airport Services y Aemet