dreamair

El 41% del tráfico aéreo entre España y Asia tiene origen o destino en Barcelona

El tráfico intercontinental del Aeropuerto de Barcelona ha tenido tasas de crecimiento mensuales superiores al 20% durante el 2010, principalmente por la incorporación de nuevas compañías.

Una tendencia que se espera se mantenga durante el 2011, gracias a los nuevos destinos previstos, como los de Sao Paulo, Trípoli, Bamako y Miami.

 

Estas son algunas de los datos que se desprenden de la segunda edición del Observatorio del Tráfico Aéreo de Barcelona de la Cámara de Comercio de Barcelona.

Un informe, elaborado por GPA (Gestión y Promoción Aeroportuaria S.A.), empresa de la Cámara de Comercio de Barcelona, que se publicará trimestralmente, más dos ediciones especiales, y donde se recogen los datos del tráfico aéreo de Barcelona, basándose en las fuentes de Aena, IATA, los sistemas de reserva de billetes y fuentes de información internacionales del sector de los transporte aéreo.

 

Según estos datos, el Aeropuerto de Barcelona acumula un crecimiento de pasajeros de enero a noviembre de 2010 de un 6,4%, si se compara con el año anterior. Un aumento favorecido por el tráfico intercontinental y en menor medida por el europeo.

En esta edición se ha hecho una compilación especial del tráfico intercontinental con Asia, África y el Oriente Medio. En este sentido, dentro de las rutas intercontinentales son los grupos de pasajeros que más crecen, con un tasa superior al 25% (enero-octubre).

 

Más de 600.000 personas han viajado entre Barcelona y Asia, lo cual representa el 40.8% del total de la demanda entre España y Asia. Japón, India y China forman el núcleo principal del tráfico origen-destino entre Asia y Barcelona, a pesar de que todavía no hay vuelos directos con ninguno de estos países. El aeropuerto de conexión que los usuarios usan más es el de Amsterdam y las compañías, Air France y KLM.

 

Con más de 3 millones de pasajeros al año entre España y América del Sur, y unas relaciones económicas crecientes entre Asia y América Latina, las compañías asiáticas están mostrando interés por el aeropuerto de Barcelona como punto de conexión, como es el caso de Singapore Airlines con el vuelo Singapore-Barcelona-*Sao Paulo.

 

Oriente Medio, el tráfico intercontinental que más crece en Barcelona

Oriente Medio, con 433.595 pasajeros de enero a octubre y un incremento interanual del 39.2%, es el tráfico intercontinental que más crece en Barcelona. No ha dejado de hacerlo desde el 2006, sobre todo con Israel y Turquía, que concentran casi el 70% del tráfico en este mercado. Prácticamente la mitad del tráfico (47.6%) entre España e Israel tiene como origen o destino Barcelona.

 

El tráfico africano está prácticamente todo concentrado en el Magreb y en menor medida en el países subsaharianos. Dada la proximidad geográfica y las relaciones económicas y sociales, este mercado ha superado el mercado de América del Sur en volumen de pasajeros, 621.200, y un crecimiento del 111,7% en los últimos 5 años. Además, es el mercado donde más conexiones directas hay.

 

Hay que recordar que los convenios bilaterales entre España y muchos países africanos limitan y condicionan en buena parte el crecimiento del Aeropuerto de Barcelona. La gran excepción es Marruecos que, gracias a la política de cielos abiertos entre este país y la UE, ha visto crecer el tráfico aéreo en un 222.6% en los últimos 5 años. La UE ya ha destacado su voluntad de ampliar este tipo de acuerdos, tal y como hizo el mes pasado con la firma de un nuevo acuerdo con Jordania.

 

Edición: JFG – Foto: J. Suau