dreamair

El Aeropuerto de Ibiza realizó un simulacro de accidente de aeronave en la playa de Es Codolar

Foto: Aena

Foto: Aena

El Aeropuerto de Ibiza ha realizó ayer un simulacro general de accidente de aeronave en entorno difícil, localizado en la playa de Es Codolar. Esto implica la intervención tanto de agentes internos, como de externos y marítimos, al llevarse a cabo en las inmediaciones del Aeropuerto.

Este ejercicio, que se enmarca en el Plan Integral de Autoprotección, permite evaluar la capacidad de reacción entre los colectivos que intervienen en estas situaciones, así como la coordinación y respuesta entre las instituciones implicadas en la atención de una emergencia aeronáutica.

El simulacro ha contado con la participación de medios externos como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSSEE), Seguridad Privada, Protección Civil, el 112, personal sanitario y el agente de asistencia en tierra protagonista, que en este caso es Ibizair.

Foto: Aena

Foto: Aena

Los agentes externos que además han intervenido en zona mar son Capitanía Marítima, Comandancia Naval, Salvamento marítimo (SASEMAR), Servicio Aéreo de Rescate (SAR), Grupo Especial de actuaciones subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) y el Servicio de Vigilancia Aduanera.

El ejercicio ha simulado el accidente de una aeronave reactor de tamaño medio que, tras despegar, sufre un problema en ambos motores y da lugar a que la avioneta vire a babor hasta terminar cayendo parte en la costa y parte en la superficie del agua. El accidente, además, provoca un incendio en las proximidades.

La Torre de Control del Aeropuerto, tras detectar el suceso, activa la alarma informando al Centro de Coordinación Aeroportuaria (CECOA) y al Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) y suministra a los bomberos la ubicación y todos los datos que posee de la avioneta siniestrada. El Centro de Coordinación Aeroportuaria (CECOA), que constituye el Puesto de Mando Principal, da el aviso para que se activen los procedimientos de emergencia, llama al 112 y ejecuta el resto de las acciones previstas en el Plan de Autoprotección.

El SSEI, que forma el Puesto de Mando Avanzado, se traslada al lugar del accidente para sofocar el incendio y comenzar con las labores de rescate y evacuación de los heridos. En la aeronave hipotéticamente accidentada  viajan cuatro miembros de la tripulación y siete pasajeros. De todos ellos, cuatro fallecen a causa del siniestro.

Finalmente, tras haber evacuado a todos los integrantes de la aeronave y haber finalizado los trámites administrativos posteriores a la emergencia, se realizan las labores de recogida de material desplegado y se da por concluido el simulacro, sin que su desarrollo haya afectado en la operativa normal del Aeropuerto.