dreamair

AENA pasa a llamarse Enaire y su presidente será el secretario de Estado de Infraestructuras

Aeropuerto de Madrid-Barajas / Foto: Aena

Aeropuerto de Madrid-Barajas / Foto: Aena

La empresa estatal AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) cambia de nombre y se llamará a partir de ahora Enaire, según publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE). En la misma orden del Ministerio de Fomento se dispone el cese de José Manuel Vargas Gómez como director-presidente de la compañía.

Este cese en el cargo se debe a que el Real Decreto-ley de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia establece que el cargo de presidente de Enaire debe desempeñarlo el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, puesto ocupado en la actualidad por Rafael Catalá.

A pesar del cese, Vargas continuará ejerciendo como presidente y consejero delegado de la parte de la empresa responsable de la gestión de aeropuertos -según han asegurado fuentes del grupo a Europa Press-, que se denominará Aena S.A. para iniciar el proceso de privatización parcial previsto.

Hasta ahora, el grupo AENA estaba dividido en dos áreas: Aena Aeropuertos y Aena entidad pública empresarial (EPE), que se encargaba de las cuestiones de navegación aérea (la gestión de controladores y torres) y de la gestión general.

Nuevo paso hacia la privatización

Acceso a una de las terminales del aeropuerto de Málaga / Foto: Aena

Acceso a una de las terminales del aeropuerto de Málaga / Foto: Aena

El real decreto ley de medidas urgentes para el crecimiento económico -aprobado el pasado 4 de julio por el Consejo de Ministros- establecía el cambio de denominación de Aena EPE por el de Enaire, que se responsabilizará de las cuestiones de navegación aérea y dirigirá el proceso de privatización de la empresa púbica.

El otro área de la compañía ha pasado a llamarse Aena S.A. y continuará encargándose de la gestión aeroportuaria, aunque ya no será pública por completo, ya que se privatizará el 49% de la misma.

La privatización de Aena se ha diseñado en dos etapas: en un primer momento, se plantea la formación de un núcleo estable de accionistas que adquirirán conjuntamente una participación de hasta un máximo de un 21% de su capital; en la segunda fase, habrá una oferta pública de venta (OPV) para colocar en el mercado otro 28%, de forma que la entrada de capital privado ascenderá al 49% del capital de Aena y el resto (51%) continuará en manos del Estado.

Vargas llegó a la Presidencia de AENA en enero de 2012 para liderar la privatización parcial de la entidad. Mientras, Rafael Catalá es el número dos de Ana Pastor en Fomento desde diciembre de 2011. Antes de su nombramiento como secretario de Estado de Infraestructuras ya ocupó distintos cargos públicos en los anteriores gobiernos del PP y también distintos puestos de responsabilidad en AENA.

Texto: www.rtve.es