dreamair

Finalizan las obras del aeropuerto de Teruel, proyectado para estacionamiento y desguace de aviones

El nuevo Aeropuerto de Teruel se ha situado en el panorama aeroportuario nacional y europeo con una instalación única en el continente: un aeropuerto pensado principalmente para acoger aviones destinados al estacionamiento prolongado, al desguace y reciclado de sus materiales y al mantenimiento.

 

Por este motivo, carece de torre de control, de edificio terminal y de radares de aproximación ILS, pues las operaciones se harán en condiciones de vuelo visual.

A cambio, ofrece una pista de 2.825 metros de largo y 60 de ancho, junto a la cual se despliegan 340 hectáreas de superficie, de las que unas 225 son una campa que puede acoger varios cientos de aviones en estacionamiento prolongado. Esta zona no está asfaltada, pues se ha realizado un tratamiento al terreno que asegura su dureza. Además, las condiciones geológicas de la zona, aseguran el excelente consistencia del suelo.

El gobierno de Aragón y el ayuntamiento de Teruel son los impulsores del proyecto, que también se conoce por las siglas PLATA. Con una módica inversión de 40 millones de euros se han dotado de una instalación especificamente pensada para el estacionamiento y desguace de aviones, sin descartar otras actividades relacionadas con la aviación general y deportiva. Es decir, se ha buscado la máxima funcionalidad al menor coste posible.

El aeropuerto está ubicado a unos 12 de kilómetros de Teruel, en Caudé, en la zona en la que durante la Guerra civil Española se creó un aeródromo. Años después la zona se reconvirtió en polígono de tiro por parte del Ejército del Aire.

 

Una de los aspectos fuertes del proyecto es el clima seco y soleado, con muy pocos días de lluvia. Unos 240 días al año predomina el sol, lo cual conforma una climatología similar a la de un desierto, que es la adecuada para que los aviones no se deterioren durante un prologado espacio de tiempo de inactividad.

 

Las obras han finalizado el pasado mes de septiembre y ahora se realizarán los trámites para ser certificada por parte de las autoridades aeronáuticas. La previsión es inicia la actividad durante la primavera de 2011. El aeropuerto de Teruel dispone de un edificio de servicios y, por ahora, no se ha instalado ningún hangar, pero está previsto que se levanten a medida que se desarrolle la actividad de la instalación.

 

En el aeropuerto de Teruel se instalará un helipuerto, para las actividades de los helicópteros de emergencias y una base de aviones contra incendios. En la web del aeropuerto se informa que «el Gobierno de Aragón ofrece incentivos a la implantación de empresas en PLATA a través de: inversión activos fijos nuevos, selección y formación de nuevos trabajadores, ayudas por creación de empleo, I+D, Innovación tecnológica, etc». Además, se ofrecen unas «condiciones económicas de operatividad inmejorables en relación con: tasas de aterrizaje, alquiler de campa, alquiler de hangar, venta de suelo industrial».

PLATA tendrá dos rivales en Francia: el aeropuerto de Chatearoux, en el que se realiza el desguace de aviones y otra instalación creada en el suroeste de Francia. En cambio es el único que ofrece cientos de hectáreas para estacionar aviones. La conjunción de ambas actividades es el factor que le dota de singularidad en Europa.

 

El diario ABC publicó el 1-11-2009 un reportaje titulado «El último viaje de los aviones» sobre la actividad en Chatearoux. En la información se mencionaba a la Asociación de Reciclaje de Flota de Aviones (AFRA), cuyo director ejecutivo, Martin Fraissignes manifestó que la entidad calcula que «6.000 aviones de uso no militar serán retirados de la circulación antes de 2028» y que «de 8.000 a 10.000 aviones serán reciclados en los próximos 20 años».

 

Ver reportaje gráfico en Galería de Fotos.

 

Texto y edición: José Fernández – Fotos e imagen virtual: PLATA / Aeropuerto de Teruel