dreamair

Vuelve el proyecto de un nuevo aeropuerto en Madrid para la aviación ejecutiva


El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha visitado hoy los terrenos donde se ubicará el nuevo Aeródromo del Suroeste, en El Álamo.

El político ha anunciado que la Comunidad va a sacar a información pública el Plan Director y el Informe de Sostenibilidad Ambiental que permitirán iniciar en un futuro próximo su construcción, con la previsión de que el Ministerio de Fomento traslade la actividad que hoy se realiza en Cuatro Vientos.

González ha avanzado que los trabajos de planificación y construcción se prolongarán durante tres años y generarán hasta 15.000 empleos en la región, gracias a una inversión privada de más de 230 millones de euros que tendrá que realizar la empresa concesionaria a la que se le adjudique por concurso público la creación de esta nueva infraestructura.

Este nuevo Aeródromo generará además más de 6.000 empleos directos e indirectos en sus primeros años y generará una riqueza de 600 millones para la economía regional, llegando a 12.000 y más de 1.000 millones a los 20 años de su apertura, plazo en el que se irá incrementado el número de vuelos desde los 50.000 hasta superar los 100.000 vuelos anuales.

Ignacio González posa su mano sobre un mapa, hoy durante la visita a los terrenos

Ignacio González posa su mano sobre un mapa, hoy durante la visita a los terrenos / Foto: Gobierno de la Comunidad de Madrid

Estas cifras son similares a casos como el aeródromo de Farnborough, en las cercanías de Londres, que genera más de 4.000 empleos y un impacto sobre el PIB de más 250 millones de euros con una actividad de 30.000 vuelos; o Le Bourget en París, que genera más de 7.000 empleos y aporta más de 600 millones de euros a la economía francesa con más de 60.000 operaciones de vuelo anuales.

Curiosamente, estas cifras no se deben extrapolar a España, donde la aviación ejecutiva es mucho menor. Además, capitales como Londres o París son ciudad con mayor número de habiantes que Madrid.

En Barajas hasta 2018

Según el comunicado del gobierno regional, la creación de un aeródromo destinado a acoger a las escuelas de vuelo y a los vuelos de negocio es un compromiso electoral y también viene avalada por la Unión Europea, que apuesta por dar un trato diferenciado a la aviación de negocios de la aviación comercial, algo que no ocurre en estos momentos en Madrid.

El nuevo Aeródromo del Suroeste tendrá su emplazamiento en el suroeste de la Comunidad entre los términos municipales de El Álamo y Navalcarnero, entre la M-404, la R-5 y la A-5. La nueva infraestructura aeroportuaria contará con torre de control, zona de servicios y dos pistas que, con su puesta en servicio, acogerán 50.000 vuelos anuales, llegando a superar los 100.000 vuelos a los 20 años.

El Aeródromo contará con dos pistas, una de 1.000 metros de longitud situada al norte para acoger a las escuelas de vuelo y otra de 2.000 metros para que operen los vuelos de negocios. En ningún caso podrán aterrizar o despegar aviones grandes destinados a la aviación comercial. De hecho la longitud máxima de los aviones que utilizarán el aeródromo es de 40 metros y 35 de envergadura, frente a los más de 70 metros de longitud y 80 de envergadura de los grandes aviones comerciales.

Desde el punto de vista ambiental, la Comunidad ha puesto especial énfasis en el control de la contaminación acústica y, pese a que la zona elegida para la construcción del aeródromo ya cuenta con autovías como la A- 5 o la R-5, se ha considerado a efectos acústico como una zona residencial.