dreamair

La Generalitat licita el anteproyecto de la nueva terminal y la ampliación de la zona de servicios del aeropuerto de Lleida-Alguaire

En febrero de 2010 se inauguró el nuevo aeropuerto de Lleida – Alguaire, el primero proyectado y construido por la Generalitat de Catalunya, de acuerdo con el vigente Plan de Aeropuertos y Helipuertos, con la voluntad de impulsar el equilibrio territorial y potenciar las actividades turísticas y comerciales de las Tierras de Poniente. Seis meses después de su entrada en servicio, el aeropuerto ya ha transportado casi 30.000 pasajeros en unos 400 vuelos regulares.

 

El Gobierno, desde el principio, proyectó esta infraestructura de forma que inicialmente tuviera unas instalaciones básicas, como son la pista, la torre de control y las instalaciones aeronáuticas, preparadas para asumir la actividad máxima del aeropuerto a largo plazo. En cambio, se previó que otros espacios, como la terminal, los aparcamientos, viales y accesos, se pudieran ampliar en función de la evolución del tránsito aéreo y de pasajeros a corto plazo.

 

Por tanto, ahora el Gobierno catalán pone en marcha la siguiente fase, empezando el proceso de tramitación de los proyectos necesarios para la ampliación de la zona de servicio del nuevo aeropuerto, sobre unos espacios ya previstos inicialmente, tanto por el lado aire como por el lado tierra. Además de ofrecer nuevos servicios propiamente aeroportuarios, la ampliación permitirá habilitar espacios para ocio y comercio, con el objetivo de promover la actividad en el aeropuerto durante todos los días de la semana. Para lograr estos hitos, se plantea la redacción de un Anteproyecto que incluya las siguientes obras:

 

1.- Construcción de una nueva terminal

2.-  Ampliación de la plataforma

3.-  Ampliación del aparcamiento, viales y accesos

 

El Anteproyecto definirá adecuadamente todos los elementos constructivos, así como los plazos de las obras y las previsiones de inversión. Se prevé que la redacción de este Anteproyecto se pueda adjudicar a finales de septiembre y que esté finalizado a principios del año próximo. Una vez se cuente con el Anteproyecto, el Gobierno podrá impulsar el proyecto que concretará las obras se podrían licitar.

 

Más que una terminal

Desde la puesta en servicio de este aeropuerto, el Gobierno ya preveía la ampliación a corto plazo de la terminal actual. El buen funcionamiento de la infraestructura hasta ahora y las previsiones de un crecimiento continuado de la demanda, el número de vuelos y de las operaciones en este aeropuerto hacen necesario que el DPTOP dé ya los primeros pasos para que el aeropuerto pueda tener una terminal más grande, de una superficie aproximada de 7.300 metros cuadrados, frente los 1.306 metros de la actual.

 

Igualmente, triplicará los mostradores de facturación, con 12 frente los 4 actuales. Así, la nueva terminal se convertirá en la principal del aeropuerto. Además de poder contar con unas instalaciones más espaciosas para potenciar el tránsito aéreo, el objetivo del DPTOP es hacer atractivo el aeropuerto al margen de los días en los que se concentra la mayor parte del tránsito aéreo. Por este motivo, la nueva terminal será un edificio polivalente, con usos que atraigan actividad durante todos los días de la semana, como por ejemplo comercio y ocio.

 

Así, la nueva terminal tendrá las siguientes áreas:

Espacio por transporte de pasajeros: con una superficie duns 5.000 metros cuadrados, acogerá los servicios aeroportuarios.

Espacio comercial: ofrecerá un mínimo de 800 metros cuadrados de superficie bruta arrendable, tanto en el lado tierra como en ellado aire, de acuerdo con la normativa vigente, a los cuales se añadirá el espacio para zonas de paso.

Espacio de ocio: un mínimo de 1.000 metros cuadrados, que puede acoger actividades de ocio relacionadas con el sector aeroportuario o complementarios (simulador, cine…) Espacio de restauración/terraza: de unos 500 metros cuadrados, a los cuales habría que añadir los espacios comunes y de tránsito.

 

Más capacidad y servicios especializados

La nueva terminal será un edificio independiente del actual, que aglutinará tanto entradas como salidas y contará con los equipamientos necesarios para acoger vuelos fuera del espacio Schengen, con aduana y control de pasaporte. Igualmente, sus entre 8.000 y 10.000 metros cuadrados de superficie garantizan poder acoger las puntas de tránsito aéreo de los domingos por la mañana y los vuelos chárter.

 

Así, tendrá un mínimo de ocho nuevos mostradores de facturación con un sistema informatizado; área de facturación de esquíes, diferenciada de las otras; asientos para al menos 800 personas; área de equipajes con un mínimo de dos cintas transportadoras con capacidad por 800 maletas a la hora, y al menos tres puertas de embarque. Además, la nueva terminal ofrecerá unas instalaciones con capacidad para gestionar vuelos con necesidades especiales de equipaje, como por ejemplo los esquiadores, lo cual permitirá potenciar el carácter de aeropuerto como puerta de entrada del turismo de montaña al Pirineu.

 

Diseño cuidadoso

El DPTOP, a la hora de diseñar el aeropuerto de Lleida-Alguaire, tuvo especial cuidado al dotar esta infraestructura de una arquitectura singular, que le diera personalidad y que la integrara en el paisaje que lo rodea. El equipo de arquitectos B720 la dotó de un diseño innovador, en el que las curvas de la torre y la terminal, de tonos ocres, verdes y amarillos, se funden en los colores de la meseta de Alguaire.

 

Por este motivo, aun cuando esta ampliación se plantea como un nuevo edificio funcional y de coste ajustado, el Gobierno velará para que la nueva terminal se adapte y dialogue con la infraestructura existente, a fin de que la imagen del aeropuerto no pierda consistencia.

 

Ampliación de plataforma, aparcamiento y accesos

En consonancia con la construcción de una nueva terminal, el Anteproyecto licitado hoy incluye obras de ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves, el aparcamiento y los accesos, para poder absorber el incremento de pasajeros que traerán los nuevos vuelos.

 

Ampliación de la plataforma: en 60.000 metros cuadrados, a ambos lados de la actual, por delante de la nueva terminal y también por el delante del futuro centro de carga. La zona ampliada tendrá las mismas características que la plataforma actual y las obras incluirán el drenaje, alumbrado, señalización, balizamiento y redes de comunicación necesarias. Una vez ampliada, la plataforma de estacionamiento tendrá una superficie de 96.000 m2.

 

Ampliación de viales: para poder dar acceso a las nuevas instalaciones se construirá una nueva red de viales dentro del aeropuerto. Estos incluirán los accesos a la nueva terminal y al futuro centro de carga.

 

Ampliación del aparcamiento: en 40.000 metros cuadrados, lo cual supondrá añadir 1.000 plazas, tanto de coches como de autobuses, a las 125 permanentes existentes hoy.

 

Edición y foto: José Fernández